Consecomercio sobre saqueos: Cuando destruyen nuestro patrimonio empresarial y familiar acaban con familias enteras

“Es una situación muy crítica, muy grave”

Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio, rechazó los “actos delictivos” contra comercios del país. Al hablar de los saqueos, consideró que la entrega de créditos no resuelve el problema.

“En Carabobo está pasando lo mismo que en Bolívar. Después de que destruyeron la ciudad en Bolívar, aparecieron los militares a tomar el control de la ciudad. Igualmente está pasando en Carabobo”, indicó, al tiempo que insistió en que el Gobierno Nacional debe encargarse de la seguridad de los venezolanos.
En su opinión, “es una situación muy crítica, muy grave. El Estado es responsable de los daños y perjuicios” que se ocasiones por omisión.

Informó que hasta el jueves, Consecomercio contabilizaba 98 negocios y 11 camiones saqueados.

“No es un crédito el que nos va a resolver el problema del comercio. Cuando nos destruyen nuestros bienes, cuando nos destruyen nuestro patrimonio empresarial y familiar, acaban con empleos, acaban con familias enteras. Aquí el llamado que tenemos que seguir haciendo es que el Gobierno venezolano se encargue de la seguridad de los venezolanos”, enfatizó Ramos.

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡MÁS PATRIA! La ilegitima ANC prevé nuevo aumento en los precios de la gasolina
  • ¡SE LE ACABA LA PACIENCIA A PEKIN! Estatal China Sinopec demandando a PDVSA en un tribunal estadounidense
  • Gerber Torres sobre la criptomoneda: “no tiene ninguna posibilidad de ser la solución a los problemas de la economía”
  • ¡Soberanía un carajo! Maduro estaría negociando entrega de PDVSA a rusos y chinos según Antonio de la Cruz
  • El letrado Steve Hanke sobre Venezuela: “El bolivar es completamente inútil” ante una inflación del 2800%
  • ¡Gracias Nicolas! Dólar paralelo supera los 95 mil
  • Curso “básico” para Nicólas Maduro: ¿Cómo eliminar la inflación? Por Leocenis García
  • #UltimoMomento Dolar paralelo sube y se acerca a los 90 mil pulverizando el Bolívar