Freddy Valera: La revolución es la culpable de la quiebra de CVG Alcasa

El dirigente político aseguró que en solo 17 años la revolución bolivariana destruyó el parque industrial de Guayana, dejando tras su paso destrucción y desolación en cada una de las empresas básicas, producto de los elevados niveles de corrupción que en ellas se registran.

“Es amoral que la revolución bolivariana se abrogue para sí un aniversario más de CVG Alcasa, cuando son sus representantes son los responsables de la quiebra del parque industrial creado en Guayana por Acción Democrática, para impulsar nuestra región como alternativa no petrolera de Venezuela”, así lo dio a conocer el diputado a la Asamblea Nacional por Acción Democrática, Freddy Valera.

El diputado aseguró que en solo 17 años la revolución bolivariana destruyó el parque industrial de Guayana, dejando tras su paso destrucción y desolación en cada una de las empresas básicas, producto de los elevados niveles de corrupción que en ellas se registran.

“CVG Alcasa no es la excepción de esta realidad, ya que a través del mal llamado Control Obrero, el Gobierno Nacional acabó con la representación sindical de sus trabajadores y destruyó los pocos avances que en materia de producción habían experimentado”.

Compromiso de trabajo

Valera aseveró que pese a estas circunstancias sus trabajadores continúan dando lo mejor de sí para garantizar la operatividad de la planta, elemento que no ha sido tomado en cuenta por el patrono, que en los últimos años ha desmejorado su calidad de vida y conculcado gran parte de sus beneficios contractuales.

“Los trabajadores de Guayana y especialmente los de CVG Alcasa, no tienen la culpa de la mala administración de sus empresas, menos aún han de pagar las consecuencias de los elevados niveles de corrupción que en ellas se registran, ya que su única tarea es la de garantizar la productividad de su empresa”.

Guayana emporio económico

El parlamentario, reveló que pese a la destrucción del parque industrial de Guayana aun sueña con hacer del estado Bolívar la alternativa no petrolera para el desarrollo sustentable de Venezuela.

“Desde Acción Democrática queremos devolverle a los guayaneses su calidad de vida, mediante la recuperación de nuestras empresas básicas, el fortalecimiento del parque hidroeléctrico y el mejoramiento de los servicios básicos, con el fin de hacer de Guayana y el estado Bolívar la potencia industrial de Venezuela y Sudamérica, ya que en AD siempre hemos dejado huella de nuestro trabajo incansable por impulsar a Venezuela por la senda del progreso y el desarrollo, para hacer de Venezuela el mejor país del mundo”.

Valera afirmó que pese a las amenazas y chantaje de parte del Gobierno Nacional, este 28 de octubre se impondrá la decisión de la mayoría, a través de la recolección del 20% de las firmas necesarias para la activación del Referéndum Revocatorio contra el Presidente de la República Nicolás Maduro.

“Nos han dicho que el Referéndum Revocatorio no se hará ni este año ni el otro, que hemos cometido fraude en el proceso de recolección de firmas, pero lo único cierto es que este gobierno perdió la calle y que mejor manera que demostrarlo a través de la participación masiva de los electores en los centros de votación para la validación de las firmas requeridas en la consulta popular”.

 

 

 

(Prensa AD)

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • FMI estima una contracción económica del 10% en Venezuela
  • ¡CATÁSTROFE ECONÓMICA! Maduro logrará alcanzar una inflación del 2500% en 2018
  • Estos son los 7 datos que debes conocer sobre el Sistema de Pago Móvil Interbancario (Vídeo)
  • ¡Batiendo récord! Cae en 63% liquidación de dólares, la inflación ya superó el 1000% y aun no llega diciembre
  • ¡ASÍ DE SIMPLE! Reconocido economista explica en menos de 140 caracteres porque se disparó el dólar paralelo
  • ¡Ese cargamento se perdió! Ya están en el BCV los 476 kg de oro extraídos del Arco Minero
  • ¡En la Madre! Steve H. Hanke: Nicolás Maduro no sabe NADA de economía
  • ¡REVELADOR! La minería de bitcoins en Venezuela y su nueva aprobación por el régimen