¿PDVSA al borde del default? Citibank renuncia a ser el principal agente de pago de Petróleos de Venezuela

El banco estadounidense Citibank habría renunciado a ser la entidad encargada de hacer los pagos de varios bonos emitidos por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), de acuerdo a inversores y una comunicación enviada por el banco a los tenedores vista por Reuters.

Esta decisión podría conducir a la empresa petrolera estatal a un default, de acuerdo a la firma internacional Stratford quien destaca que los eventos más recientes, como las protestas de la oposición de la semana pasada, han aumentado las posibilidades de que Venezuela decrete una cesación de pago de la deuda externa, “desencadenando una cascada de eventos que pudieran desestabilizar aún más el país”.

A pesar de que, durante años, Venezuela ha vivido con la sombra del default acechando, el Ejecutivo siempre ha mostrado su voluntad de cumplir sus compromisos con los inversionistas, explica la firma internacional Esto ha sido posible aun cuando haya implicado recortar las importaciones para asegurar que los recursos estén disponibles y continuar honrando el pago de sus obligaciones, publica El Nacional.

Citibank, N.A. informó a Pdvsa su decisión de renunciar a su rol como principal agente de pago de los intereses de los bonos emitidos, lo que afecta al menos a nueve de los papeles emitidos. No obstante, Citibank tiene la responsabilidad de continuar haciendo los pagos hasta que Pdvsa contrate otra entidad financiera.

Pero para Pdvsa, encontrar a un banco internacional que preste todos los servicios necesarios para llevar a cabo esta responsabilidad ha sido un reto. Además, en este momento se adelanta una negociación de canje de bonos, y el hecho de que no se cuente con un agente pagador dificulta las operaciones.

Desastres políticos

La posibilidad de default de la empresa petrolera del Estado podría generar aún más caos político y económico, remarca Stratford. “La imposibilidad de pagar a los tenedores de bonos podría conducir eventualmente a un proceso de reestructuración de la deuda, pero Pdvsa, que se basa en el crédito para cubrir los costos operativos, probablemente sufriría una pérdida de su producción, pues los prestamistas podrían estar menos decididos a extenderle la línea de crédito a una empresa en bancarrota”, señalan.

Por esta razón, la firma sostiene que haber una caída aún más acentuada de la producción “podría exacerbar la inestabilidad del país. Los flujos de divisas para las finanzas públicas, que son cruciales para pagar las importaciones de alimentos y otros bienes necesarios, se verían reducidas e intensificaría la extrema inflación y crearía más descontento social”.

En opinión de Stratford, el gobierno ha dependido en primer lugar de las fuerzas de seguridad para contener los disturbios generados. “Pero los problemas de deuda se han tornado críticos, en gran parte debido a las presiones que el gobierno de Estados Unidos ejerce sobre los grandes bancos para que mantengan la distancia de los flujos financieros ilícitos de Venezuela”.

Complicaciones

La firma japonesa Nomura sugiere que se monitoree el flujo de caja del país, luego de la reducción que han mostrado las importaciones y dadas las “pocas opciones de financiamiento existentes más allá de las reservas en divisas que le quedan”. “La caída del flujo de caja es el principal problema que mina los privilegios de las élites que gobiernan en Venezuela, especialmente por el descenso de las importaciones, que implica menos corrupción, así como la escasez de alimentos”, sostienen.

De la misma manera, alertan que el año 2017 puede ser muy complicado debido a las necesidades de financiamiento que pueden llegar a 7 millardos de dólares.

Sus perspectivas para el año venidero son que seguirá existiendo muy poca flexibilidad para disminuir las importaciones “en vista de las deudas por compra de crudo, la deuda externa y las salidas de capital”. También hay pocas opciones de financiamiento por la caída de la producción.

El reto de la oposición

Asimismo Nomura apunta que el reto para la oposición una vez que ha pasado la protesta del 1° de septiembre es continuar motorizando a sus seguidores. “Porque no queda claro si ese voto de confianza y las manifestaciones pasivas podrán ejercer suficiente presión para conducir a un rebalance de poderes”.

Adicionalmente, aseveran que las protestas pasivas representan una muertaza de fuerza para la oposición, pero no es suficiente dentro de “un régimen autoritario”. De allí que la firma opina que si la protesta organizada pierde “su momentum” el descontento social puede empeorar por la vía de las protestas y los saqueos.

Advierte que si el sector militar no se beneficia del actual modelo económico podría ser el catalizador para los cambios políticos. “Esto requiere un cambio de actitud en el sector radical del chavismo, que coopere con la oposición para coordinar un ajuste económico muy difícil”.

El Nacional

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡MÁS PATRIA! La ilegitima ANC prevé nuevo aumento en los precios de la gasolina
  • ¡SE LE ACABA LA PACIENCIA A PEKIN! Estatal China Sinopec demandando a PDVSA en un tribunal estadounidense
  • Gerber Torres sobre la criptomoneda: “no tiene ninguna posibilidad de ser la solución a los problemas de la economía”
  • ¡Soberanía un carajo! Maduro estaría negociando entrega de PDVSA a rusos y chinos según Antonio de la Cruz
  • El letrado Steve Hanke sobre Venezuela: “El bolivar es completamente inútil” ante una inflación del 2800%
  • ¡Gracias Nicolas! Dólar paralelo supera los 95 mil
  • Curso “básico” para Nicólas Maduro: ¿Cómo eliminar la inflación? Por Leocenis García
  • #UltimoMomento Dolar paralelo sube y se acerca a los 90 mil pulverizando el Bolívar