Elvis Presley, 40 años sin el ‘Rey’ que provocó una verdadera revolución con su voz y sus movimientos

Atiborrado de pastillas y comida chatarra, y opacada su fama desde hacía más de una década por la llamada “invasión británica” encabezada por Los Beatles y Los Rolling Stones, moría hace 40 años, de un ataque cardíaco, el otrora “Rey del Rock and Roll”, Elvis Presley, el hombre que con su voz y sus osados movimientos de pelvis causó una revolución cultural que sacudió la modorra de la sociedad de la posguerra en los años ‘50.

Más allá del derrotero que sufrió su vida y su carrera artística a partir de la década del ‘60, la importancia de Presley en la cultura popular resulta fundamental, tanto por el hecho de haber sacado del aburrimiento a toda una generación que veía condenada su existencia a cumplir determinados mandatos sociales sin posibilidad de rebelión, como por haber puesto en marcha un nuevo género musical.

En tal sentido, su influencia despertó en destacados artistas su amor por el rock y los empujó a intentar una carrera en la música, tal el caso de los propios Beatles, quienes individualmente abrazaron esta actividad gracias a Elvis.

Otra prueba de su legado reside en el hecho de que, a pesar del paso del tiempo, miles de fans se acercan a menudo a Graceland, su residencia en Memphis, un atractivo turístico para los amantes del rock, como así también existen en todo el mundo imitadores que intentan recrear sus performances.

Claro que todo esto no se dio porque sí, sino que tiene una sólida base que descansa en la gran capacidad técnica de su voz, sus destacadas interpretaciones y un repertorio plagado de clásicos inoxidables.

El hombre que se convirtió en mito el 16 de agosto de 1977 había nacido el 8 de enero de 1935 en Tupelo, Mississippi, en una familia obrera, motivo por el cual debió comenzar a trabajar desde muy chico para ayudar a sus padres.

Sin embargo, una guitarra que recibió de regalo siendo aún un niño y la grabación de una canción en uno de esos estudios en donde por unas pocas monedas uno podía salir con un acetato en la mano para regalar a un ser querido, cambiaron el destino del joven Elvis.

Precisamente, ese hecho fortuito que tenía como destinataria a su madre, llamó la atención de la compañía Sun Records, que vio en el futuro “Rey” la posibilidad de fichar a un blanco capaz de cantar y moverse como un afroamericano.

Tras su primer éxito en 1954, comenzó a crecer su figura de manera desmedida, algo que se vio acentuado aún más con sus primeras apariciones en televisión.

En una sociedad conservadora, que recibía desde los medios de comunicación el mandato de formar familias tipo y alimentar el engranaje social que se reconstruía tras el cimbronazo de la Segunda Guerra Mundial, la escandalosa imagen de Elvis, con sus pantalones ajustados, su jopo, su jadeante voz y sus movimientos pélvicos, provocó una liberación sexual en una juventud condenada al aburrimiento.

Hubo dos elementos claves en la carrera de Elvis que iban a determinar su futuro: uno de ellos sería la intervención de un omnipresente manager, el autodenominado Coronel Tom Parker, un desertor de los Países Bajos, que ocultó su identidad durante años y manejó su carrera casi de manera despótica.

El otro gran mojón resultó, obviamente por recomendación de Parker, su enrolamiento en el Ejército, a fines de los ‘50, en una movida que buscó mostrarlo como un joven sin privilegios, pero que cambió para siempre su imagen y mentalidad.

En este sentido, el hombre que había aparecido en la vida pública como un aire fresco para la juventud, resultaba ahora un ser comprometido con el estilo de vida americano que buscaba combatir.

A lo largo de la década del ‘60, la imagen de Elvis recorrió el mundo a través de la pantalla de cine, en un puñado de filmes en los que hacía las veces de héroe rodeado de bellas mujeres, a las que conquistaba con sus canciones.

Con el tiempo, su matrimonio con Priscilla, una hija de un soldado a la que había conocido en su paso por el Ejército, no logró reflotar la imagen y la carrera de Presley, que se hundía en las drogas y el consumo desmedido de comida.

Sin embargo, un memorable show de fines de los ‘60 en Las Vegas, lugar que se convertiría en su principal escenario en los últimos años de su vida, y una presentación desde Hawaii en 1973, transmitida vía satélite por televisión, resultaron dos momentos destacados para su carrera en aquellos años.

Más allá de esto, el nuevo rumbo que había tomado el rock en aquellos años, sobre todo luego de la explosión del hippismo a fines de los ‘60, había convertido a Elvis en un artista casi obsoleto, algo que se vio acrecentado aún más con su declive físico, lo que podía comprobarse en sus rutinarios shows en Las Vegas.

Separado ya de Priscilla, con una obesidad que iba en aumento y un desmedido consumo de pastillas, la vida de Elvis se apagó en 1977, un hecho que causó conmoción, aunque menos de la esperada en una juventud que ya había sufrido la muerte de figuras “más modernas” como Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison. El propio John Lennon logró sintetizar este sentir cuando expresó que “Elvis murió el día que ingresó al Ejército”.

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡POR METIDA! La subsecretaria de la ANC encara a Residente por foto con Luis Almagro y así le respondió
  • ¡Pero faltó alguien! Piqué publica foto con su familia tratando de desmentir rumores de separación
  • ¡Hicieron historia! Emmys 2017 la noche en que las mujeres brillaron como nunca antes
  • ¿NO DEBERÍA SER UNOS DE LOS LUGARES MÁS SEGUROS? Norkys Batista revela cómo robaron a su ex en FUERTE TIUNA (Vídeo)
  • ¡ESCÁNDALO! Ante rumores de homosexualidad esposa de Roberto Messuti le solicitó el divorcio (Vídeo)
  • ¡Muy triste! Lili Estefan revela que inició proceso de divorcio tras 28 años de matrimonio
  • ¡Sexy y tierna a la vez! Roxana Díaz y su bebita combinan estupendos bikinis en la Isla de Margarita
  • ¡SE ACABÓ EL AMOR! Llegó a su fin el “noviazgo” entre Shakira y Gerard Piqué
  • Translate »