Álvaro Uribe reafirma su llamado a las FAN: Hay que salir del tirano y desmontar su tiranía

reiteradas oportunidades el ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez ha sido señalado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de operar contra su gobierno y hasta de encabezar un plan para asesinarlo. En Colombia, el ahora senador por el partido Centro Democrático, lidera la oposición al gobierno del presidente Juan Manuel Santos,y encabeza una “resistencia civil” en contra de los inminentes acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC.

Entrevista por Nitu Pérez Osuna

Usted ha llamado a la “resistencia civil” contra el proceso de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC que se adelanta en la Habana…pero los colombianos quieren paz.

Estoy en desacuerdo con lo que pasa en la Habana porque ese no es un tratado de paz, es un tratado de impunidad. ¿Cómo voy a estar de acuerdo con que el Estado democrático de Colombia claudique ante el cartel de cocaína mas grande del mundo? ¿Cómo voy a estar de acuerdo con que se nivele a las Fuerzas Armadas con el terrorismo porque se tienen que someter al mismo tribunal? En ese acuerdo, el narcotráfico será un delito político, por ende, no tendrá cárcel ni extradición y sus autores podrán tener elegibilidad política ¡Qué mal ejemplo! Es el inicio de nuevas violaciones. Mire usted, la palabra paz es cautivante y hablar de ella es fácil. Oponerse a la impunidad es difícil, sin embargo ha ido aumentando la conciencia nacional sobre los alcances y contenido de ese tratado que promueve nuevas violencias, impunidad, riesgos para Colombia, y la legalización de una doctrina terrorista del Socialismo del Siglo XXI, castro-chavista.

¿Qué significa “resistencia civil”?

Es oposición, dentro de los mecanismos de la Constitución y de la ley a este acuerdo de impunidad total con las FARC, que estimulará nueva violencia y que no será sostenible porque es violatorio de la Corte Penal Internacional.

El presidente Santos ha dicho que habrá un plebiscito para que sean los colombianos quienes digan si quieren paz

El gobierno y el grupo terrorista FARC acordaron sustituir la constitución colombiana en claro golpe de Estado a la democracia. ¿Plebiscito? Santos dice una cosa y luego la cambia. Primero se dijo que el tratado tendría que ser aprobado por el 50% de los colombianos y ahora lo bajaron al 14%, es decir, con 4 millones 400 mil, en un país de 40 millones de habitantes. Segundo, solo admiten una pregunta, así que si ésta es ¿quiere usted la paz? todo el mundo dirá si. Ahora bien, si pregunta ¿quiere usted ese acuerdo de impunidad? muchos dirán no. El presidente de la repúblicaexpresa que quienes voten el sí, quieren la paz y los que voten el no o se abstengan, quieren la guerra. Apoyar la paz no es aprobar que responsables de masacres no vayan a la cárcel. Apoyar la paz no es aceptar que reclutadores de niños sean elegibles a cargos públicos. No se puede apoyar que el narcotráfico quede sin cárcel y además lo elijan. Si el Gobierno no ganara el plebiscito yo creo que sería una fortuna para el país. Sería la oportunidad de que el Gobierno y las FARC repiensen y cambien las condiciones de estos acuerdos y no sea un acuerdo para la impunidad total. Por eso el llamado reiterado a la “resistencia civil” pública,pacífica, argumentada y persistente para evitarlo o seguir trabajando para derogarlo.

¿Reitera usted el llamado que en días pasados le hiciera a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela –que tanto irritó a Nicolás Maduro- en las que les pidedefender los derechos del pueblo y no los oprobios de la dictadura?

Pregúntamelo mas directamente: ¿qué pienso yo cuando la dictadura de Venezuela me asigna asesinatos? De boca para afuera poco digo, por dentro me solazo, porque creo que he cumplido el deber de apoyar con fortaleza a la oposición venezolana durante todos estos años por varias razones: porque la tiranía Chávez-Maduro ha protegido al terrorismo colombiano; porque la tiranía Chávez-Maduro maltrata a colombianos y venezolanos de la frontera; porque la tiranía Chávez-Maduro ha sido consentida por la pusilanimidad de los gobiernos latinoamericanos que deberían haberse pronunciado con toda fortaleza frente al tema de violación de los derechos humanos y a favor de las libertades políticas. Los venezolanos han tenido que batallar solos, han estado abandonados por los gobiernos de la región. Afortunadamente el doctor Almagro, Secretario de la OEA, es una luz y, en los últimos dos años, un grupo de ex presidentes iberoamericanos han alzado su voz en contra de la reiterada violación de los derechos humanos y a favor de los presos políticos en Venezuela

Repregunto: ¿Reitera el llamado a las Fuerzas Armadas venezolanas?

Las Fuerzas Armadas Venezolanas deberían saber que algunos de sus comandantes han traicionado la razón de ser de los soldados del pueblo porque algunos de ellos se corrompieron, han hecho parte del grupo llamado boliburgueses, saqueadores de los recursos de Venezuela con la complicidad de la tiranía Chávez-Maduro. Quiero decir a los soldados de Venezuela que no apunten los fusiles contra Colombia ni contra la frontera, que no apunten sus fusiles contra la oposición democrática de Venezuela. Que permitan que el pueblo venezolano lleve adelante el referéndum, ejerza sus derechos políticos democráticos y a través de los mecanismos constitucionales, puedan sacar, no solo al tirano, sino también a la tiranía que ha acabado con el país.

Hay quienes piensan en Venezuela que a Maduro no hay que revocarlo sino derogarlo por no cumplir el requisito constitucional de “ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad”.

Yo no entro en esos debates internos, lo único que se es que alguien que anuló al sector privado, que logró que Venezuela tenga hoy mas pobreza que la que tenía hace 20 años, que ha violado los derechos democráticos, ese alguien no merece dirigir a Venezuela. Ese sistema ha demostrado su fracaso. La hermana Venezuela necesita no solamente salir del tirano sino superar y desmontar la tiranía.

No hubo tiempo de extender la entrevista. Durante 4 horasel senador Uribe salía y entraba de una maratónica sesión en la Comisión VII del congreso colombiano -de la que forma parte- a excusarse por la demora en atendernos. Al terminarse ésta, debía ir a la plenaria del parlamento.“Estoy muy apenado con usted…quisiera tener un poco mas de tiempo para conversarle como lo merece una periodista venezolana”. Así que, en plena antesala, rodeada de colegas-a quienes agradezco que me dejaran espacio para las preguntas- sostuvimos la conversación.

Al verle tan activo como congresista, luego de haber sido presidente 2 veces, finalicé el encuentro preguntando ¿Por qué seguir en este oficio a veces tan ingrato? Difícil si, ingrato no -respondió firme y tajante- es mucho el cariño recibido y soy agradecido. Seguiré defendiendo la democracia y a Colombia. Continúo en el combate.

Facebook Comments





Translate »