Amnistia Internacional “Venezuela: silencio a la fuerza”

En un contexto de profunda polarización política y de un marcado deterioro social en los últimos años, Amnistía Internacional ha constatado la existencia de medidas arbitrarias por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y del sistema de justicia venezolano. Tales medidas apuntan a entorpecer la libertad de expresión, de asociación y de participación política. Asimismo, afectan los derechos a la libertad, a la integridad personal y al debido proceso.

En un contexto de profunda polarización política y de un marcado deterioro
social en los últimos años, Amnistía Internacional ha constatado la existencia
de medidas arbitrarias por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y del
sistema de justicia venezolano. Tales medidas apuntan a entorpecer la libertad
de expresión, de asociación y de participación política. Asimismo, afectan los
derechos a la libertad, a la integridad personal y al debido proceso.
Anteriormente, Amnistía Internacional ha denunciado públicamente detenciones
arbitrarias por motivos políticos en Venezuela, a través de los llamados a
la liberación de Leopoldo López y Rosmit Mantilla, ambos considerados como
presos de conciencia. 1La organización, además, ha manifestado reiteradamente
su preocupación por el incremento en la investigación y procesamiento
de actores políticos y no políticos disidentes del gobierno actual.2
En simultáneo, en los últimos años, han aumentado las denuncias de detenciones
practicadas en manifestaciones pacíficas, tras acusaciones públicas en
medios de comunicación, o incluso ante protestas espontáneas por la falta de
comida y medicinas.

Dichas denuncias incluyen las detenciones sin órdenes judiciales por parte
del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); el procesamiento
por delitos ‘contra la patria’, de ‘terrorismo’ o incluso imputación de delitos de
carácter militar contra civiles;4 la imposición de medidas de prisión preventiva
sin justificación o desproporcionadas; y, cuando no se encuentran motivos
para que la privación de libertad continúe, el desacato de las órdenes de liberación
por parte de los custodios, entre otros casos.
Detenciones sin base legal que las justifiquen; o que se practiquen como resultado
del ejercicio de derechos como la libertad de expresión o la participación
política; o en contravención al debido proceso y al derecho a un juicio justo, constituyen
algunas formas de detención arbitraria que se observan en Venezuela.5
Ante lo descrito, resulta sumamente preocupante que existan evidencias que apuntan
a la motivación política detrás de las arbitrariedades y que estas suelan estar
asociadas con la crítica, la disidencia y la oposición a las políticas gubernamentales.
Amnistía Internacional considera que estos mecanismos de detenciones arbitrarias
se usan de forma constante para acallar a la disidencia política, y que
la existencia de prácticas de detenciones arbitrarias propicia la comisión de
otras violaciones graves a los derechos humanos, como lo son la tortura y los
malos tratos e incluso, las desapariciones forzadas de personas.

 

Siga leyendo descargando el informe https://www.amnesty.org/es/documents/amr53/6014/2017/es/

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡Controversia en Perú! Presidente Pedro Pablo Kuczynski podría indultar a Alberto Fujimori
  • Reportan más de 30 muertos en incendio que devora Portugal
  • ¡A un paso de las elecciones! Kirchner es investigada por $70 Millones en “dinero sucio” en propiedades en Miami
  • Corea del Norte “HACKEÓ” planes militares de Estados Unidos y sus aliados
  • ¡Sigue temblando en el Círculo de Fuego! Sismo de 6,3 sacude el Norte de Chile sin daños aparentes
  • Promovida a un alto cargo en el régimen de Kim Jong-un ¿Quien es la mujer más poderosa de Corea del Norte?
  • VP de EE.UU abandona el estadio al ver a jugadores arrodillarse mientras entonaban el himno
  • A 50 años de la muerte de Ernesto “CHE” Guevara salen nuevas revelaciones del pueblo que lo ocultó por tres decadas