Chamanes peruanos se atreven con los más poderosos para evitar una tercera guerra mundial

“El mundo entero apoye a la gente que está luchando”

De Donald Trump a Kim Jong-un pasando por Vladimir Putin han sido objeto de un ritual en la colina Morro Solar, a las afueras de Lima, para evitar una tercera guerra mundial.

“Hoy día hemos venido a hacer un ritual especial por la paz entre Estados Unidos y Corea del Norte porque están utilizando todos los mejores armamentos modernos, pero el mundo, sobre todo, pide paz y que no haya conflictos, guerras, destrucción, matanzas. Basta, por eso hemos reunido a cuatro maestros para los cuatro puntos cardinales bajo el planeta de Luna”, explica el chamán Juán Osco.

Los chamanes, portando instrumentos, flores y velas, colocaron las fotografías de los presidentes ruso y estadounidense y del líder norcoreano en un altar. Después pusieron sobre sus imágenes rocoto (picante), incienso, hierbas, ánimas y calaveras “para que no haya más muertes innecesarias”.

El ritual también alcanzó al presidente de Venezuela. Los chamanes han intentado “contrarrestar” a Nicolás Maduro, para que “deje el poder”. Su imagen fue coronada con “la espada del castigo” y le aplicaron un “levantamiento espiritual” para “calmar sus iras”. “Pedimos que Venezuela entre en una verdadera democracia y, sobre todo, el mundo entero apoye a la gente que está luchando”, dijo Osco. Ahora solo nos queda confiar en que el poder sanador de los chamanes ponga un poco de orden en el mundo.

 

 

 

 

euronews

Facebook Comments





Translate »