“Votación historica” Hoy Colombia vota en un plebiscito que definirá su futuro

Los colombianos acuden hoy domingo a las urnas para votar en un plebiscito si aprueban o no el recién firmado acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC para terminar 52 años de conflicto armado.

En total son 34.899.945 los colombianos habilitados para votar “Sí” o “No” a la pregunta: “Apoya usted el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una paz estable y duradera?”.

El plebiscito fue promovido por el presidente Juan Manuel Santos para que sean los colombianos los que tengan “la última palabra” en este proceso, una apuesta arriesgada con la que busca darle al acuerdo de paz una validez que la Constitución no le exige pero en la que el mandatario ha insistido.

La celebración de la consulta, aunque avalada por la Corte Constitucional el 18 de julio, fue rechazada por sectores de la oposición que se oponen al acuerdo de paz con las FARC, firmado el pasado lunes en Cartagena, y enarbolan la bandera del “no”.

Para que el acuerdo sea aprobado en el plebiscito se requiere que la opción del “sí” obtenga al menos el 13% del censo electoral, lo que significa que necesitará como mínimo 4.536.992 votos.

Como referencia, en las elecciones de 2014 Santos fue reelegido con 7.836.987 votos contra 7.029.845 de Óscar Iván Zuluaga, candidato del partido Centro Democrático, promotor del “no”.

Históricamente, el promedio de abstención en las elecciones locales supera levemente el 50% del número de personas que pueden sufragar. Para la votación de hoy se cree que la cifra de abstencionistas será superior.

La Misión de Observación Electora (MOE) dispondrá de 1.850 veedores locales en los puestos de votación de 430 municipios de 31 departamentos, y de 90 observadores extranjeros, encabezados por el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz.

Por su parte, la Unión Europea anunció la presencia de 10 eurodiputados.

El gobierno se ha empleado a fondo en una campaña para que la gente lea, o al menos se entere, el acuerdo de 297 páginas y vote informada, lo que incluye la publicación por parte del Ministerio de Cultura de la cartilla “Lo que hemos logrado en La Habana”, traducida a 62 de las 65 lenguas nativas de Colombia, algunas de ellas al borde de la desaparición.

La campaña por el “no” está liderada por el partido Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), mientras que el gobierno designó como jefe de la campaña por el “sí” al también expresidente César Gaviria (1990-1194). Según el informe “Basta ya”, publicado en 2013 por el Centro Nacional de Memoria Histórica, el conflicto ha dejado al menos 220.000 muertos, 5,7 millones de desplazados, 25.007 desaparecidos y 27.023 secuestrados, crímenes en gran parte cometidos por las FARC.).

Por el NO.

Pero la división existente en el país en torno al acuerdo con las FARC se ha trasladado al plebiscito, cuestionado por el expresidente Álvaro Uribe y su partido Centro Democrático, que lo considera “ilegítimo” porque al aprobarlo el Congreso fijó el umbral en el 13% y no en el 50% como es lo habitual para este tipo de consultas.

Con el plebiscito ya convocado, Uribe se ha erigido en el líder de la campaña por el “no”, con el argumento de que aprobar el acuerdo daría “total impunidad” a las FARC, al tiempo que ha denunciado “falta de garantías” en esta disputa.

En su cruzada cuenta con el respaldo del también expresidente Andrés Pastrana, quien intentó sin éxito negociar con las FARC durante su gobierno (1998-2002), y ahora considera que se ha dado un “golpe de estado contra el orden institucional” que será rematado con un plebiscito en su opinión “espurio”.

Por el Sí.

Hasta ahora ninguna de las encuestas de intención de voto es favorable al “no”, que se mueve entre el 34% y el 38% del electorado, mientras el “sí” oscila entre el 54% y el 62%, según los sondeos, una ventaja que, aunque cómoda, no deja tranquilo al gobierno.

“Yo creo que hay que ser muy prudentes, esperar que los colombianos decidan, vayan a las urnas y voten”, dijo en una reciente entrevista con EFE el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

Entre los argumentos de los partidarios del “sí”, que son todos los partidos de la coalición de gobierno, los de la izquierda, sindicatos, artistas y movimientos sociales, está el que es hora de parar la guerra.

El acuerdo de paz incluye la creación de una jurisdicción especial para juzgar a los autores de crímenes durante el conflicto, que abarca no solo a los guerrilleros, sumado al otorgamiento de 10 escaños en el Congreso, para los dos próximos periodos legislativos, al partido político en el que se transformarán las FARC.

La guerrilla ya hizo su parte en la décima y última conferencia, que la semana pasada aprobó lo acordado con el gobierno en La Habana, así como su renuncia a las armas y conversión en partido político.

Adicionalmente, el otro grupo guerrillero, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunció una tregua militar unilateral para no entorpecer la votación del plebiscito.

Efecto en EE.UU.

El acuerdo de paz en Colombia se metió en la campaña electoral en Estados Unidos. En una columna de opinión escrita en español y publicada ayer en El Nuevo Herald, la candidata demócrata Hillary Clinton afirmó que ninguna región es “más importante” para la prosperidad y seguridad a largo plazo de Estados Unidos que Latinoamérica.

“Hay poder en nuestra proximidad, no sólo nuestra cercanía geográfica sino también nuestros valores, intereses y el patrimonio cultural en común”, manifestó Clinton, y destacó que la “interdependencia” de las economías entre ambas regiones, además del vínculo entre comunidades y familias, suponen una ventaja.

“No deberíamos amurallarnos frente a esa realidad, deberíamos aceptarla”, afirmó, en clara alusión al candidato republicano Donald Trump, quien ha prometido en más de una ocasión que si resulta elegido construirá un muro en la frontera con México.

“Donald Trump mira al sur y sólo ve crimen y caos. Desde el primer momento de su campaña, él menospreció a los latinos de Estados Unidos, insultó y degradó a personas en toda la región y prometió construir una muralla entre nosotros y nuestro vecino más cercano”, criticó, para luego afirmar que su rival “está completamente equivocado”.

Puso de relieve el acuerdo de paz alcanzado en Colombia, y sostuvo que Estados Unidos debe ser un “socio” en el “largo pero prometedor” camino que enfrenta la nación latinoamericana.

El segundo plebiscito en la historia de Colombia.

El plebiscito de hoy será el segundo celebrado en Colombia, tras el de 1957, una consulta que en la práctica dio inicio a la alternancia en el poder entre liberales y conservadores y confirmó el derecho al voto de las mujeres.

Ese primer plebiscito se celebró el 1° de diciembre de 1957 bajo el Gobierno de la Junta Militar que siete meses antes había reemplazado en la presidencia al general Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957), el único gobernante de facto que tuvo Colombia en el siglo XX

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Corea del Norte “HACKEÓ” planes militares de Estados Unidos y sus aliados
  • ¡Sigue temblando en el Círculo de Fuego! Sismo de 6,3 sacude el Norte de Chile sin daños aparentes
  • Promovida a un alto cargo en el régimen de Kim Jong-un ¿Quien es la mujer más poderosa de Corea del Norte?
  • VP de EE.UU abandona el estadio al ver a jugadores arrodillarse mientras entonaban el himno
  • A 50 años de la muerte de Ernesto “CHE” Guevara salen nuevas revelaciones del pueblo que lo ocultó por tres decadas
  • En huelga de hambre Ministro italiano para que se le otorgue nacionalidad a los hijos de inmigrantes
  • ¡Lanza rollos de papel a afectados del huracán Maria! Visita d Trump a Puerto Rico causa gran polémica
  • Rey de España acusa a autoridades catalanas de “quebrar la unidad y menospreciar los afectos y los sentimientos que han unido”