El 7 de enero de 2015 el ataque a Charlie Hebdo abria una epoca oscura para Europa

“No vamos a renunciar a nuestra profesión. No vamos a renunciar a nuestra pasión”


El 7 de enero de 2015 una célula yihadista mató a 12 personas en las oficinas del semanario satírico francés. Los atacantes “tenían como objetivo suprimir ideas y a quienes las proclamaban”, dijo el director de la publicación.

El semanario satírico francés Charlie Hebdo publicó un número especial con motivo del segundo aniversario del atentado del que fue objeto el 7 de enero de 2015, que califica como un “crimen político”, en el que reivindica su línea de irreverencia.

Charlie Hebdo salió a los kioscos con el título “2017, por fin el final del túnel” y una caricatura de hombre mirando asustado el cañón de un fusil con el que un yihadista le apunta.

El texto, firmado por Riss, uno de los heridos en el ataque, carga contra una parte de la izquierda francesa que, a su juicio, “se ha plegado siempre ante los déspotas”.

“Desde hace ya dos años -escribe Riss, tenemos que soportar sus lecciones políticas y morales. Que si Charlie había ido demasiado lejos. Que si Charlie no respeta nada. Que si Charlie se lo buscó. Pero detrás de los vómitos de nuestros grandes pensadores de izquierdas, hay una historia. La sumisión al totalitarismo”.

La fuerte precencia policial que rodea la redacción del periodico desde esa fecha es “un mal necesario” remató Riss

Facebook Comments