¡El Gobierno no paga! Jubilados venezolanos en el exterior tienen que ingeniárselas para poder cubrir sus gastos

“Somos personas mayores quevivimos una situación de indefensión total”

Hace más de un año que los pensionados y jubilados venezolanos en el exterior viven en incertidumbre, y es que el retraso en el pago por parte del régimen venezolano continúa y los afectados han tenido que ingeniárselas para poder cubrir sus gastos.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España, Pedro Ontiveros, explicó que en el caso de los pensionados, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales les adeuda el pago de 15 meses, mientras que a los jubilados el Centro Nacional de Comercio Exterior les debe 18 meses.

“Lo que estamos viviendo es una situación muy difícil. Somos más de 12.500 pensionados y jubilados en el mundo. Solo en España 9.000 estamos afectados. Somos personas mayores quevivimos una situación de indefensión total, por muchos años trabajamos en el país, cotizamos en el IVSS y ahora lo que queremos es que nos paguen para poder vivir los últimos años que nos quedan con tranquilidad”, dijo desde Madrid.

Según resena El Nacional, Ontiveros, que trabajó por más de 20 años como profesor universitario, señaló que desde 2015 los jubilados y pensionados, agrupados en organizaciones, han enviado decenas de cartas al Cencoex, el IVSS, la Defensoría del Pueblo y el Banco Central, en las que solicitan que se concreten los pagos. Incluso han remitido misivas a la Presidencia de la República, pero siguen sin recibir respuesta.

Repudió el silencio de las autoridades nacionales e insistió en que con el retraso de los pagos el gobierno viola convenios bilaterales de seguridad social, suscritos con diferentes países, en los que se comprometieron a pagar oportunamente las pensiones.

Aseguró que mientras esperan por los pagos, muchos de los afectados han tenido que gastar lo poco que tenían ahorrado, además debieron volver a trabajar, a pesar de su edad. “Nosotros no estamos en condiciones de hacer un trabajo permanente, por la edad que tenemos y porque nuestra salud se ha estado deteriorando. Sin embargo, algunos han tenido que hacer comida para vender o cuidar a otros ancianos o niños para poder tener ingresos”, agregó.

Contó que otros han tenido que depender de viviendas de interés social que dan en algunos municipios. “Muchos acuden a Cáritas o a organizaciones no gubernamentales para que los ayuden”, dijo.

En rechazo al retraso y a la falta de información realizarán una protesta el sábado 4 de febrero en diferentes ciudades de España. Planean concentrarse en Madrid, Galicia, Canarias, Cataluña, Valencia, Vigo, Andalucía, Asturias y Bilbao, entre otros.

 

 

elvenezolano

Facebook Comments





Translate »