Elecciones presidenciales en USA: triunfo del populismo y del radicalismo

El pasado martes tuvieron lugar las elecciones Presidenciales en Norteamérica. Después de una campaña agotadora, en realidad bastante sucia diría yo, plagada de descalificaciones de un candidato y del otro. En esa atmosfera y contra todo pronóstico triunfa Donald Trump, magnate multimillonario Republicano de 70 años, sin experiencia política alguna y estrella de reality shows, quien prometió devolver su grandeza a los Estados Unidos, manipulando los miedos de los estadounidenses.

Este triunfo inesperado estremeció al mundo, provocó de importantes dimensiones, generando una situación de angustia brutal a su alrededor, así como también reacciones y pronósticos fatídicos acerca del futuro de la Nación. Entre ellas es importante mencionar una que pulula en las redes, en la que no puedo dejar de pensar y que eriza la piel, se trata de Nostradamus, quien predijo: «El penúltimo mes del año décimo sexto, el bufón que no era tomado en serio, se impone a la dama con sueños de sentarse a la silla y gobierna a la tierra del águila y las estrellas para oprimir a los mestizos con poderosa mano castigadora. Sangre, llanto y hambruna. Cumple una a una sus promesas de odio. La tierra entera comienza a sufrir sus primeros estertores de muerte».

El éxito de Trump es sin lugar a dudas, una especie de electro shock, un desafío al status quo que viene a alimentar la desconfianza y el rechazo a los políticos. Triunfo que evidencia sin lugar a dudas una ruptura entre la sociedad y la política, porque fue el candidato anti establishment, que no cree en los políticos y fue a raíz de este discurso que hizo el enlace con la gente.

Igualmente la campaña de Trump alimenta el nativismo, el nacionalismo, los movimientos a favor de cerrar las fronteras, que han sido tan manifiestos en Europa y que se han diseminado a otras partes del mundo poniendo a los inmigrantes ilegales en jaque.

En otro orden de ideas, es importante reconocer que Trump le debe su triunfo en mucho al llamado “voto oculto”, por eso lo sorpresivo, la gente voto en silencio, porque cuando socialmente una opinión es rechazada aquellos que la comparten prefieren no hacerla pública, para no ponerse en evidencia porque definitivamente la actitud de desparpajo absoluto de Donald, deja mucho que desear.

En fin, la verdad es que no hay forma de describir la innegable transformación por la que votaron los ciudadanos norteamericanos, y así hay que entenderlo, votaron por un cambio drástico a las políticas de Barak Obama, eligiendo un Presidente que no cree en las relaciones internacionales y que promete amurallar el país a los efectos de mantener el orden interno.

Después de la victoria de Trump, las reacciones no se hicieron esperar, los mercados internacionales se desplomaron, cayeron estrepitosamente, el peso se vino abajo, y es que las políticas de Trump presagian confrontación con México, la reinscripción de nuevos tratados comerciales con Europa y Asia, además de una posible alineación con Rusia y nuevos conflictos con Irán.

La realidad es que la “Era Trump” está por iniciar, comenzará a partir del 20 de enero 2017, siendo el Presidente No. 45 de una de las primeras potencias del mundo, abriéndose un periodo de gran incertidumbre a nivel nacional, internacional, económico y social, dada la falta de concreción de buena parte de la agenda de Trump.

Es importante mencionar que adicionalmente, el Partido Republicano mantiene la mayoría en el Congreso, de tal modo que Trump también contará con esa mayoría, lo que le facilitará la tarea en un sistema en el que el equilibrio de poderes entre el Legislativo y el Ejecutivo, es un pilar fundamental de la democracia.

Pero diría yo que es fundamental aquí analizar, es que esta conquista viene a alimentar aun más el populismo en la región, amenaza que siempre ha caracterizado a los gobiernos latinoamericanos y que ahora se pone de manifiesto con el triunfo de la propuesta de Trump, porque él como muchos otros Presidentes ha prometido “salvar a la patria” de “enemigos” extranjeros e internos a los que culpa de todos los males que se padecen en el país.

Es así como podemos observar que la radicalización política se hace hacerse presente en Estados Unidos, los vencedores innegablemente son el populismo, la radicalización…me suena, lo sorprendente es el parecido con la realidad venezolana, que sin duda alguna no es más que pura coincidencia….

…In God we trust

 

@mauxi1

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Corea del Norte “HACKEÓ” planes militares de Estados Unidos y sus aliados
  • ¡Sigue temblando en el Círculo de Fuego! Sismo de 6,3 sacude el Norte de Chile sin daños aparentes
  • Promovida a un alto cargo en el régimen de Kim Jong-un ¿Quien es la mujer más poderosa de Corea del Norte?
  • VP de EE.UU abandona el estadio al ver a jugadores arrodillarse mientras entonaban el himno
  • A 50 años de la muerte de Ernesto “CHE” Guevara salen nuevas revelaciones del pueblo que lo ocultó por tres decadas
  • En huelga de hambre Ministro italiano para que se le otorgue nacionalidad a los hijos de inmigrantes
  • ¡Lanza rollos de papel a afectados del huracán Maria! Visita d Trump a Puerto Rico causa gran polémica
  • Rey de España acusa a autoridades catalanas de “quebrar la unidad y menospreciar los afectos y los sentimientos que han unido”