Estados Unidos vive una de las mayores evacuaciones masivas de su historia

El huracán Irma, que se prevé produzca una “devastación” por el sureste de Estados Unidos, ha merecido la emisión de una orden de evacuación para 5,6 millones de personas a lo largo de Florida, según han señalado este viernes las autoridades estatales. Según ha indicado el responsable del programa de huracanes del estado, Andrew Sussman, cerca de 5,6 millones de floridianos han recibido hasta el viernes una orden de evacuación debido a los peligros mortales que implica Irma, un huracán de categoría 5 y cuyos efectos se prevén se sientan en todo el estado.

“No esta noche, no en una hora. Ahora”, señaló el gobernador del estado, Rick Scott, desde la capital, Tallahassee, respecto a la urgencia de que las personas que han recibido una orden de evacuación abandonen sus residencias y vayan a los refugios habilitados en todo el estado. Scott ordenó la noche del jueves el cierre hasta el lunes de todos los colegios y universidades estatales para que puedan estar disponibles como refugios ante los primeros efectos de Irma, cuyo ojo alcanzará el sur de Florida el domingo en la mañana. Aun así, muchos de los refugios en el condado Miami-Dade y la vecina Broward han cerrado sus puertas tras haber alcanzado a lo largo del viernes el máximo de su capacidad. Solo en el condado Miami-Dade, se ha emitido una orden de evacuación para más de 650.000 personas, la mayor hasta la fecha, según reporta el diario Miami Herald. Al menos 4,1 millones de clientes perderán energía como resultado del impacto de Irma Entre el jueves y viernes, las carreteras estatales con dirección norte han registrado atascos considerables, en lo que es ya un éxodo sin precedentes de residentes y de turistas que visitaban el sur de Florida. Por su parte, la Florida Power & Light Company (FPL), una de las principales proveedoras de electricidad en el estado, anticipa que por lo menos 4,1 millones de clientes perderán energía como resultado del impacto del huracán Irma, que se acerca a los cayos de Florida con categoría 4.

La compañía prevé un “daño generalizado” en las áreas donde proporciona servicio además de un “impacto significativo en las zonas con más población”, por lo que predisponen de 13.500 trabajadores en el estado, en especial en el sur de Florida, para responder con la mayor rapidez posible, según señaló hoy en un comunicado. FPL es propietaria de dos plantas nucleares, Turkey Point, que se halla en Homestead, en el sur del estado, así como St Lucie, las cuales se cerrarán “deliberada y gradualmente, con bastante antelación a la aparición de vientos de fuerza de huracán”, según señaló la firma. En concordancia con mandatos federales, la firma ha emitido una declaración de “Evento Inusual” ante la Comisión de Regulación Nuclear (NRC) de EE UU, a fin de proceder al cierre gradual de las plantas nucleares. “Las plantas nucleares de Turkey Point y St. Lucie son dos de las estructuras más fuertes del mundo, con las principales porciones de las plantas revestidas en una estructura de cemento de seis pies (1,8 metros) de grosor reforzada con acero”, aseveró la firma. De acuerdo a los boletines del viernes emitidos por el Centro Nacional de Huracanes (CNH), las proyecciones indican que Irma pasaría más hacia la costa oeste del estado, alejada del área metropolitana de Miami, la de mayor densidad poblacional. No obstante, los meteorólogos y especialistas hacen hincapié en las dimensiones del ciclón, cuyos vientos de fuerza huracanada podrían cubrir ambas costas del estado. Huracán de categoría 5 Irma ha recobrado su fuerza hasta alcanzar de nuevo la categoría 5 a su paso por el norte de Camagüey y Ciego de Ávila, en el centro de Cuba, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora, según el último boletín publicado por el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet). Irma, que ha acabado con la vida de 21 personas a su paso por el Caribe, ha alcanzado en la noche del viernes al sábado la cayería norte de Camagüey y Ciego de Ávila con categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson. La estación meteorológica de Esmeralda, en Camagüey, registró una racha de vientos de 200 kilómetros por hora que provocó la destrucción del instrumento medidor de viento. El desplazamiento de Irma por los mares al norte de la provincia de Camagüey en la noche del viernes al sábado, según el Instituto de Meteorología de Cuba, ha dejado vientos con fuerza de huracán en la mitad norte de la región. En las provincias orientales de Holguín, Santiago de Cuba y Granma, hasta Villa Clara y Cienfuegos, el paso de Irma ha dejado lluvias fuertes y localmente intensas. A la medianoche del viernes al sábado, el centro de Irma fue localizado por la red de radares del Insmet a 22,1 grados de latitud Norte y 77,8 grados de longitud Oeste, una posición situada sobre Cayo Romano, a unos 68 kilómetros al sureste de Cayo Coco, Ciego de Ávila y a 170 kilómetros al este sureste de Caibarién, en Villa Clara. Durante la noche del viernes al sábado, la tormenta ha aumentado sus vientos máximos sostenidos de hasta 260 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión mínima de 924 hectopascales, por lo que nuevamente ha sido catalogado como huracán categoría cinco de la escala Saffir-Simpson.

EFE

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Estado Islámico envía sangriento mensaje en contra del Papa Francisco
  • Muere Charles Manson el asesino más famoso de los Estados Unidos por lo sangriento de sus crímenes
  • Le niegan entrada a Honduras al grupo musical chavista Guaraguao que apoyaría a Zelaya
  • ¡Le pisan los talones a los narcos! Cuatro toneladas de cocaína incautadas en España y Marruecos procedentes de Venezuela
  • El vestido rojo de Chiquinquirá delgado del que todo el mundo habla (Foto)
  • El dictador Mugabe se aferra al poder negándose a renunciar
  • Militares toman el control en Zimbabwe mientras Mugabe está bajo arresto
  • EE.UU evalúa posibles sanciones para Nicaragua por estrecha relación con el narcoregimen venezolano