“Ni una menos” El brutal asesinato de una adolescente moviliza a las mujeres en Argentina

lucia-4-1024x576

“Jamás vi una conjunción de hechos tan aberrantes”, dijo la fiscal

Lucía Pérez, de 16 años, fue drogada, violada y asesinada en Mar del Plata Argentina; el homicidio generó conmoción en todo el país.

“Jamás vi una conjunción de hechos tan aberrantes”, dijo la fiscal María Isabel Sánchez al dar detalles sobre la muerte de la adolescente.

De acuerdo con el reporte policiaco, los responsables drogaron con marihuana y cocaína a Lucía, así perdió el conocimiento. Luego, la violaron e introdujeron objetos en su cuerpo.

Posteriormente, ya cuando estaba muerta, la bañaron y cambiaron. Luego la dejaron en una clínica asegurando que había perdido el conocimiento por una sobredosis.

Por el momento, las autoridades argentinas creen que Lucía era amiga de uno de los agresor, por ello, acudió voluntariamente a la casa donde fue asesinada; sin embargo, la familia cree que una amiga de la joven la llevo a dicho domicilio.

La muerte de Lucía conmocionó a los habitantes de Argentina, sobre todo a Mar del Plata. Por ello, cientos de argentinas realizarán una protesta -vestidas de negro- el próximo 19 de octubre para exigir el término de las agresiones contra mujeres.

Hasta el momento, las autoridades argentinas detuvieron a Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, como presuntos responsables del homicidio. También arrestaron a Alejandro Alberto Masiel, quien pudo encubrir el delito.

Hoy, 19 de octubre, miles de mujeres vestidas de negro, bajo una intensa lluvia y al grito de “Ni una menos, vivas nos queremos” tomaron las calles porteñas en su primer paro contra la violencia de género y los femicidios, que se cumplió entre las 13 y las 14, como paso previo a la marcha convocada para las 17 y que unirá el Obelisco y la Plaza de Mayo.

La manifestación fue especialmente notable en el microcentro porteño, donde se concentran organismos públicos desde donde salieron ellas a las calles para visibilizar las discriminaciones y la cultura machista que termina en la expresión mas grave de la violencia: los femicidios.

“El desafío es imponente, implica desandar siglos de desigualdad estructural que legitiman la violencia y consolidan la subordinación de las mujeres; pero lo estamos asumiendo”

 

Facebook Comments


« (Noticia anterior)



Translate »