Otra naufragio de refugiados y el Mediterraneo pierde la cuenta de los muertos

Una lancha neumática a la deriva cargada con un centenar de personas ha protagonizado una nueva tragedia en el mar Mediterráneo. Esta vez tanto las autoridades italianas como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) hablan de 84 víctimas mortales. El naufragio tuvo lugar el viernes a cuatro millas de la localidad libia de Sabratha. Los 26 supervivientes desembarcaron ayer en la isla de Lampedusa.

En la mañana del viernes la central operativa de Roma recibió una llamada muda desde un teléfono satelital lo que alertó a las autoridades, que localizaron el teléfono en el mar, a siete millas de Sabratha, y por tanto en aguas jurisdiccionales libias. Temiendo que fuera una nave en peligro, fueron avisadas las autoridades de Trípoli. Al tiempo, los italianos enviaban a la zona un barco mercante, el Valle Bianca, en ruta a Libia por actividad comercial.

La mala situación del mar con vientos de fuerza 4 habían empujado la lancha, medio desinflada y hundiéndose hacia las costas libias. Desde el mercante ayudaron a los supervivientes en una operación difícil a causa de olas de dos metros e iniciaron una rápida búsqueda de eventuales supervivientes, aunque al caer la noche las operaciones tuvieron que suspenderse. El Valle Bianca puso rumbo al norte donde, ya en aguas internacionales, hizo el transbordo de los 26 supervivientes a dos lanchas de la Guardia Costera.

Según el portavoz de la IOM, los supervivientes elevan a 84 los desaparecidos en el mar. El dato coincide con el cargo de los botes neumáticos que viajan a Italia y que suelen transportar en torno al centenar de personas. La Guardia Costera explicó que no pudo buscar supervivientes o cadáveres a causa de la jurisdicción ya que el naufragio ocurrió en aguas libias.

La tragedia se produce nueve días después del naufragio de una embarcación que también partió de Libia y que dejó 500 muertos, según la ONU. Más de 27.000 migrantes han llegado desde principios de año a las costas italianas, en su gran mayoría tras haber sido rescatados por navíos italianos o de otros países europeos. Fuentes del Gobierno alemán dijeron ayer que seis gobiernos, entre ellos los de Alemania y Francia, pedirán a la UE extender por otros seis meses los controles fronterizos en el espacio Schengen.
zocalo.com

Facebook Comments





Translate »