“Si vuelve Dilma, vuelve el caos” arranca en Brasil el debate final sobre el futuro de Rousseff

La Presidenta, suspendida desde mayo por un juicio político, apura sus últimos días en el Palacio de la Alvorada a la espera de que se confirme lo que en Brasil ya es un secreto a voces: su , que empezará a votarse este 25 de agosto.

Incluso se rumora que Rousseff ha empezado a trasladar objetos personales a su domicilio particular en Porto Alegre.

“No hay ninguna posibilidad de que se salve. Ni en el propio Partido de los Trabajadores (PT) se lo creen. Antes que eso le sale un diente a una gallina”, afirmó el senador Ricardo Ferraco, del PSDB, uno de los principales partidos.

Si dos tercios del Senado opinan que Rousseff cometió un crimen de responsabilidad al maquillar las cuentas públicas, la brasileña deberá dejar el puesto permanentemente y no podrá postularse para cargos públicos por ocho años.

LOS CARGOS

El Presidente interino y otrora vicepresidente, Michel Temer, asumiría hasta 2018.

Rousseff sacó un último as bajo la manga la semana pasada: prometió organizar un plebiscito para que Brasil decidiera si desencallar la crisis política con unas nuevas elecciones generales. Es una promesa que probablemente repetirá el próximo lunes 29, cuando acudirá a su primera y única comparecencia desde que inició el llamado “impeachment” en su contra, en mayo.

Pero la propuesta ha sido minimizada hasta por importantes figuras del PT, incluidos el presidente del partido, Rui Falcão, y el exmandatario y padrino político de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva.

En vez, varios integrantes de la agrupación que ha gobernado Brasil desde 2003 se preparan para ser disidencia política.

“Haremos una Oposición firme, porque no vamos a reconocer a este nuevo Gobierno. Tiene que quedar claro su carácter ilegítimo”, remarcó la senadora petista Fátima Bezerra.

NO SALEN LAS CUENTAS

El entorno del Palacio del Planalto, donde ahora está Temer, asegura que ya cuenta con 60 senadores dispuestos a apartar a Rousseff, seis más de los necesarios.

Además, prácticamente han desaparecido de las calles las protestas en defensa de la Mandataria suspendida temporalmente.

La mayoría de los brasileños ya toman por hecho que Temer será su nuevo Presidente.

“Ha devuelto la confianza de los mercados en Brasil (…) Si vuelve Dilma, vuelve el caos”, pronosticó el senador Eduardo Braga, del PMDB, partido al que pertenece el líder interino.

Aunque un futuro Gobierno de Temer también está rodeado de incógnitas.

Enfrenta sus propias acusaciones de corrupción -su campaña como vicepresidente en 2014 habría recibido 10 millones de reales de fondos desviados de Petrobras- y necesitará traducir el respaldo de los demás partidos, -actualmente aliados en contra de Rousseff- para impulsar las políticas de austeridad con las que promete sacar a Brasil de la crisis económica.

SECRETO A VOCES

» Es casi seguro que dos tercios del Senado vote por la destitución final de Rousseff.

» 45 senadores de los 54 necesarios ya dijeron que votarán por su salida.

» 19 están en contra, 4 siguen indecisos y 12 aún no se pronuncian.

 

 

Reforma

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡ENCHUFADOS LAVARON MILLONES DE DÓLARES! Panamá rechaza inclusión en la lista negra de paraísos fiscales
  • Continua la crisis en Honduras tras elecciones presidenciales por ausencia de la oposición para escrutinios
  • Jean Carlos Paredes otro empresario vinculado a los guisos de Rafael Ramírez
  • Como una “provocación” tilda Rusia disparo de Misil por parte de Corea del Norte
  • EE.UU alertó que último misil lanzado por Norcorea fue de “mayor” altitud que anteriores
  • Avelina consolida planes de expansión hacia EE. UU. Mauro Libi
  • Volcán hace erupción provocando evacuaciones y cancelando vuelos en Indonesia
  • ¡Niños como bandera revolucionaria! ¿Qué ha pasado en la Isla después de la “muerte” del dictador Fidel Castro?