Carta abierta del ex preso político Gerardo Carrero a Leopoldo López

Hermano Leopoldo López.

Escribo estas breves líneas con respeto, reconocimiento, fraternidad y por ello sinceridad… En el transcurso del camino hacia la libertad, nos hemos encontrado con obstáculos, aciertos y desaciertos, cansancio y algunos de nosotros con las cárceles de la Tiranía; camino que nos ha forjado para mantener de pie a nuestros iguales, sin importar las torturas, la desolación y muchas veces el dolor, como seres humanos nos embarga el temor , la ambición y confusión y por ser seres humanos tenemos la oportunidad de trascender todo aquello que nos lleve a la derrota, al dominio de quien nos ve como enemigos.

Nuestra sociedad transita por los desmanes de los antivalores de todo régimen tiránico, por un dolor superior a estar privado de libertad injustamente, nos encontramos en sobrevivencia en una selva de asfalto, donde el llanto de la madre venezolana se escucha a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, al ver morir a sus hijos por falta medicamentos, por no poderles alimentar, porqué se los han asesinado el hampa o el Tirano y sus esbirros, otras por despedirlos porqué parten a un destino incierto en busca de oportunidades.

Hermano, ese llanto está por encima de cualquier ACUERDO POLÍTICO que de tiempo a quien hace llorar a nuestras madres, a esa madre que nos une a todos con el mismo amor VENEZUELA. Sería irresponsable de mi parte hacer algún tipo de señalamiento, pero si es mi responsabilidad alertar, que la falta de coherencia , sinceridad y firmeza traerán como consecuencia potenciar la crisis a niveles que de seguro ni imaginamos.

La clase política, nos ha traído hasta este conflicto social, económico e institucional sin exonerar nuestra cuota de responsabilidad como sociedad ya que hemos permitido por nuestra gran capacidad de tolerancia, indiferencia y conformismo llegar a está parte del camino. Hoy la sociedad ha aprendido y sigue aprendiendo, CADA DÍA SE DESPIERTA EN LA CONCIENCIA NACIONAL LA IMPERIOSA NECESIDAD DE CAMBIO COLECTIVO, y ante esto nada, ni nadie podrá, estamos decididos a defender lo único que nos queda la dignidad.

Me despido con la certeza que la mayoría de los venezolanos en descontento y resistencia no cedemos espacios conquistados, Dios le bendiga… Gracias.

Gerardo Carrero
Desde la Clandestinidad
¡Firme y Digno!

Facebook Comments


« (Noticia anterior)