Carta dirigida al país. Mi país. VENEZUELA

Me dirijo a VENEZUELA. A la dirigencia opositora, al pueblo opositor, al
pueblo oficialista, a los cuerpos policiales, militares, y de gobierno y al que poco le
importa. Te pido te tomes unos minutos para leer estas líneas. Así como yo me tome
algunos para escribirlas. Sé que hay muchos que opinaran igual que yo, pero por
miedo al qué dirán o que harán no lo dicen o expresan. Así como también sé que
otros tantos estarán en contra de estas sinceras palabras. O nos les gustara nada
lo que leerán. Pero he ahí lo bonito de la democracia, donde podemos decir lo que
pensamos sin temor a que nos hagan nada y entre pensamientos de uno y otro
ayudarnos a crecer y ser cada vez mejores. Faltaran cosas por decir y quizás
sobren.


Dirigencia opositora: primero que todo escuchen a su pueblo, sabemos que
no quieren hacer las cosas precipitadamente, ni mucho menos repetir errores
pasados, pero no se confíen, aunque el pueblo este resteado y decidido no quiere
decir que es incansable, no alarguen lo que ya no se puede alargar, reivindiquen su
popularidad con su pueblo, pueblo que se han ganado durante todos estos años de
lucha entre aciertos y desaciertos. Nada ni nadie es perfecto y eso lo entendemos.
Todos queremos una Venezuela libre y democrática. No sigan dando largas a lo
que ya es evidente el pueblo quiere. Y no repitan errores del pasado.

Al pueblo opositor: Les hago un llamado. Sé que el cansancio es grande y
las ansias de cambio son muchas pero no desesperen. El cambio está cerca
seamos positivos. No pueden criticar todo lo que hagan o dejen de hacer nuestros
dirigentes. Dirigentes que si lo pensamos no son ni más ni menos Venezolanos que
cada uno de nosotros, solo que ellos escogieron ese camino de dirigir al pueblo que
quiere cambio. Cada cabeza es un mundo y cada uno de nosotros debe poner su
granito de arena por VENEZUELA. Dejemos las diferencias y unámonos de verdad
como un solo país ese país que todos queremos y necesitamos y que muchos
recuerdan.

Al pueblo oficialista: Los llamo a reflexionar, a ponerse la mano en el corazón
y de verdad pensar si este es el país que quieren para sus hijos. Un país donde el
“cuanto hay pa eso” es lo que más vale. Si no tienes una “palanca” no logras nada.
Donde seguramente haz perdido amigos, familiares, conocidos solo por pensar
diferente. Donde el sueldo mínimo no alcanza para comprar la cesta básica. Donde
tienes que hacer “tiritos” o “matar tigres” porque simplemente el dinero no alcanza.
Donde seguramente algún hijo, hermano, familiar o amigo se ha visto en la
necesidad de emigrar en busca de un mejor futuro. Reflexionen y piensen si de
verdad sus dirigentes actuales quieren a Venezuela y su pueblo o simplemente
quieren el poder y su dinero.

A los cuerpos policiales, militares, y de gobierno: Ya basta. Dejen la
reprensión. La persecución. De sembrar el odio. Escuchen a la mayoría de su
pueblo. No quieran tapar el sol con un dedo. Acepten sus errores. Dejen de aferrarse
al poder a cuenta de las vidas de muchos de venezolanos que lo único que quieren
y piden es un cambio. Acepten que ya no son la fuerza popular que fueron. El poder
es grande y no lo supieron controlar. No perjudiquen más vidas. Entreguen el poder
pacíficamente, eso es lo que pide el pueblo. Todo en esta vida tarde o temprano se
paga, no hagan su deuda más grande, ayuden a su pueblo sin importar el color,
todos somos venezolanos y todos valemos igual. Un color no vale más ni es mejor
que el otro. No esperen a que sea demasiado tarde.

Al que poco le importa: Deja la indiferencia, aunque creas que no importa tu
opinión. Dirás: que importa lo que yo haga o deje de hacer. Pero te equivocas. Todos
y cada uno de nosotros valemos. Cada granito vale por más pequeño que sea. Si
no quieres meterte de lleno no lo hagas, pero por lo menos no critiques al que trata
de hacer algo, reflexiona, este país es tan tuyo como del que protesta.
Estamos cansados de ver despedidas y lágrimas en el piso de colores. No
queremos que se nos vayan más amigos ni familiares. Los queremos de vuelta.
Estamos cansados de atender esa llamada en la noche que nadie quiere recibir
pero ninguno de nosotros esta salvo de ella. Cansados de que nos quiten por lo que
tanto nos ha costado luchar. Todos queremos Un país donde sin importar como
pienses puedas vivir tranquilamente sin odio al vecino, al hermano, al familiar, al
amigo, sin importar el color que te guste. Donde puedas salir sin miedo a no volver.
Pasear. Rumbear. Visitar. Crecer. Hacer familia. Vivimos en el peor momento de la
historia. Pero saldremos de esto. Y seremos más fuertes de lo que fuimos nunca.
Muchos dicen que pasaran años para que esto se recupere, pero yo no opino igual,
yo digo que el tiempo depende de nosotros, si de verdad queremos un cambio y
crecer para bien lo lograremos más rápido de lo que creemos. Sigamos adelante
luchando con fuerza y fe. VENEZUELA SOMOS TODOS.

Juntos Ganaremos sin Desunión Podremos Recuperar a VENEZUELA.

UN VENEZOLANO PREOCUPADO POR SU PAÍS.

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Capriles: “gobernador de la oposición que vaya a la ANC y se subordine está traicionando el pueblo”
  • Rojos acuden a sesiones espiritistas, oráculos y caracoles para acallar escándalos de Odebrecht
  • Machado: El domingo se demostró que régimen es una minoría fraudulenta que quiere imponerse con violencia
  • ¡Que ternura! Chimpamcé moribunda reconoce a su cuidador y resucita de la alegría (Video)
  • Vente Venezuela insta a la Asamblea Nacional a designar inmediatamente un nuevo CNE
  • Llega a tribunal estadounidense otro petro guiso por más de $1300 millones dólares de PDVSA
  • ¿Porque se utiliza el lazo rosa para conmemorar el Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama?
  • Maduro da golpe de estado a Gobernadores electos y les juramenta suplentes