¡Estafados! Venezolanos pagaron agilización de pasaporte pero el estado no les responde

Para pedir el pasaporte de forma “express” se debe cancelar un monto de 67.800 bolívares, pero esto no ha sido suficiente para ciudadanos que han intentado el proceso y se quedan a medio camino por fallas técnicas de la plataforma del Saime.

La periodista Claudia Smolanzky, del diario El Nacional, recopiló una serie de testimonios de venezolanos que han sido “estafados” aún con el nuevo proceso de agilización de pasaportes que implementó hace una semana el Servicio de Administración de Identificación, Migración y Extranjería (Saime).

Para pedir el pasaporte de forma “express” se debe cancelar un monto de 67.800 bolívares, pero esto no ha sido suficiente para ciudadanos que han intentado el proceso y se quedan a medio camino por fallas técnicas de la plataforma del Saime.

Giuly Luzardo no sabe si es mejor pagar o seguir esperando por su pasaporte, ya que un amigo cercano dice que lo estafaron luego de haber pagado la agilización el sábado 4 de marzo.

“La página está caída desde el mismo primero de marzo. Solo puedes navegar en horas de la madrugada. Mi usuario ni siquiera me permite la opción de ingresar y ver mi estatus. Me dice que solicite la cita, pero hace 6 meses que la tuve. Tengo que hacer todo desde cero y he prolongado un viaje urgente que tengo que hacer a Colombia. Pero la verdad es que tampoco sé si creer mucho en eso de la agilización”, señaló la joven de 27 años de edad.

Otro joven, de nombre Sergio Díaz, contó que estuvo desde la medianoche hasta las 4 de la mañana solicitando la cita para su esposa e hijo de cinco meses. Pese a haber realizado ambos pagos (51.000 bolívares por cada una) solo consiguió cita para su pareja. No obstante, la página web del Saime, único medio para realizar el pago, no le permite la opción de agilización.

“Lo único que me dicen los funcionarios del Saime en Valencia es que esta es la semana piloto, que el sistema no ha empezado por completo y que hay que esperar. Llamé al 0800 Saime y me dicen que no pueden hacer nada porque no conocen el sistema. Yo tengo una oferta laboral en Chile que no puedo dejar pasar, pero tampoco quiero dejar a mi familia. Prácticamente estamos presos hasta que se dignen a darnos una respuesta coherente. A mí no me importa pagar, lo único que quiero es mi pasaporte”, agregó Díaz.

Lo mismo le ocurrió a Jimmy Rojas, estudiante de San Cristóbal. El martes 7 de marzo en la madrugada pagó el costo de su cita que le fue asignada para el día siguiente y, aunque se sorprendió porque todo simulaba perfecto, cuando intentó pagar la agilización, el portal tampoco le ofreció la opción.

El Nacional.

Facebook Comments