Ex embajador Venezolano denuncia que rusia opera base de espionaje desde Venezuela

El parlamentario nacional jubilado y exembajador de Venezuela en la India, Walter Márquez, criticó este domingo la intervención de Rusia en los asuntos internos de Venezuela. Esto, tras el comunicado de la cancillería de ese país que denunció al “ala radical de la oposición” que domina la Asamblea Nacional y quiere llevar al país a la violencia.
Así lo dijo en nota de prensa.
“Tengo información fidedigna que Rusia tiene instalada una base de espionaje en Venezuela y que está actuando en nuestro país, igual a lo que ocurrió en Estados Unidos, donde a través de piratas cibernéticos intervinieron en las elecciones a favor de Donald Trump”.
Márquez rechazó “esa injerencia internacional” y pidió a ese país que abogue por una “solución diplomática a la grave crisis socioeconómica que vive Venezuela”. “Rusia sabe que la Asamblea Nacional puede rechazar los acuerdos con ese país, especialmente en lo relacionado con la compra de armamentos, muchos de ellos chatarra, así como empréstitos ilegales”.
Igualmente se refirió el historiador a la intervención de Unasur en la reactivación del diálogo entre gobierno y oposición, “al cual no nos oponemos pero consideramos importante el ejemplo de Simón Bolívar que nunca abandonó el campo de batalla; el Libertador en 1820 cuando dialogó con Pablo Morillo y el ejército español mantuvo la presión del ejército patriota, pues a pesar de la reunión en noviembre de 1820 en Santa Ana de Trujillo donde se firmó el armisticio de paz y el tratado de regularización de la guerra, siete meses después libró la batalla de Carabobo, es decir, Bolívar aprovechó la tregua para reorganizar las tropas y enfrentar la batalla definitiva. Bajo este mismo criterio recientemente el presidente colombiano Juan Manuel Santos cuando recibió el premio de la paz en Oslo, invocando las palabras del primer ministro de Israel, Isaac Rabin, afirmó que había que actuar ‘combatiendo y dialogando’”.
“El gran error de la Mesa de Unidad Democrática”, siguió, “es haber desmovilizado a la gente por lo que ahora debe hacer un gran esfuerzo por recuperar su confianza por algunos errores inexcusables que han cometido”.
Márquez pidió a Unasur incluir en su propuesta “la reapertura total de la frontera colombo venezolana y la reincorporación de los diputados de Amazonas, una de las estrategias del régimen para tratar de desconocer la mayoría calificada de las dos terceras partes de la Asamblea Nacional así como la declaratoria de desacato contra el parlamento venezolano”.
Reiteró ser partidario del diálogo, “pero con una agenda definida que incluya a todos los presos políticos”. “No hablar de manera abstracta de ellos sino de todos los detenidos por sus posiciones políticas y entregar la lista, que se negocie que a partir del inicio de las conversaciones se paralicen las detenciones arbitrarias y no haya nuevos presos políticos”.
Para Márquez el tema central del diálogo debe ser la búsqueda de una solución electoral, pacífica y democrática que incluya la convocatoria inmediata a las elecciones regionales, establecidas por mandato constitucional, así como la búsqueda de soluciones a la crisis humanitaria, y “lo más importante, buscar negociadores que tengan experiencia, no pueden ser los mismos que fracasaron en las conversaciones de 2014 y 2016”.
Con respecto al tema del 23 de enero, Walter Márquez señaló que en la actualidad cobra fuerza el mensaje de la unión cívico militar, a lo cual le debemos agregar la necesidad de una unión espiritual. Es decir, que “para salir de esta crisis los venezolanos necesitamos una unidad cívico espiritual y que los militares cumplan el rol que les corresponde constitucionalmente de defender la Carta Magna y las leyes de la República”.
En otras palabras –expresó- el diálogo tiene que ser rediseñado sobre la base de soluciones concretas y no como una estrategia política dilatoria del régimen, para lo cual se requiere cambiar de manera radical la estrategia de la Mesa de la Unidad, pues de lo contrario va a seguir perdiendo confianza ante el pueblo venezolano.
“Somos partidarios del diálogo pero como un mecanismo para la solución de los problemas sociopolíticos del país y no como una estrategia del régimen para eludir y diluir los problemas de fondo que afectan a todos los venezolanos como es el hambre, la miseria y la inseguridad. El diálogo es una solución al estilo de Santos y Rabin, ‘combatiendo y dialogando’”.

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Marco Rubio se las cantó a Maduro y aprovechó para enviar claro mensaje a Diosdado
  • ¡ALERTA! Nueva onda tropical se aproxima a costas venezolanas
  • Intereses por el “Arco Minero” impidirian proclamación de Andrés Velásquez en Bolívar como gobernador
  • “Venezuela necesita unión para superar la realidad que atraviesa”
  • ¡CON LOS PANTALONES BIEN PUESTOS! MCM: “Es la hora de una nueva y gran unidad ciudadana”
  • Ésta es la enchufada del PSUV planea robarse la gobernación del Zulia
  • ¡NO SE CALLÓ NADA! Antonio Ledezma le dijo sus verdades a la MUD y con plena autoridad
  • El chavismo pasó información a Nelson Bocaranda que revela el FRAUDE del régimen en estas regionales