La Fiscal General, el esposo y sus intereses pecuniarios (I)

Lina Ron, en el informe que hizo contra su hermana, Luisa Ortega Díaz, dirigido al difunto Presidente Chávez, apuntó a conductas delictivas de la Fiscal General, salvándose de los efectos nocivos de la acusación fraterna gracias a Alejandro Andrade, con quien participaría en el esquema de saqueo ideado por éste y Claudia Díaz, “cuyo operador cambiario era el actual dueño de Globovision”, planta televisiva donde su esposo, el diputado chavista Germán Darío Ferrer, conduce el programa “Criterios”, que es la plataforma donde se escuda, transmitido en sus inicios por Canal i, reflejo de la vinculación de ambos con Ruperti que sugiere la inclinación de la pareja a sociedades truculentas que les habrían reportado ingentes ganancias, razón del compromiso ineludible en la defensa de la revolución y protección de camaradas que se muestren generosos, como Julio César León Heredia, Gobernador del estado Yaracuy.

Por ello, a Luisa Ortega Díaz no le queda bien el papel de ecuánime que está haciendo, la delatan fechorías que cometería con su esposo, Germán Darío Ferrer. Tarek William Saab, después de denuncias y otros recursos ejercidos por ante el Despacho que ocupa como Defensor del Pueblo, entendió que tenemos razón cuando hablamos de fraude procesal en el caso de Kamel Salame, constató el deterioro progresivo de su estado de salud y la necesidad de practicarle intervenciones quirúrgicas por la gravedad de su condición física. A la Fiscal le resultaría imposible reconocer esos hechos incuestionables, estaría sujeta a intereses creados que se lo impiden. Fundación Anros, supuesta organización social presidida por su esposo, con aparente presencia en Yaracuy y que tendría entre sus clientes a la industria petrolera, ministerios y gobernaciones, sería el canal mediante el cual la Fiscal recibiría una contraprestación pecuniaria por mantener a Kamel Salame tras las rejas. El radio de acción de Fundación Anros se extendería hasta la adquisición de productos como queso y carne que luego venderían a “precios solidarios” a los funcionarios del MP. La Fiscal Ortega Díaz forma parte del Poder Moral con el Defensor del Pueblo, eso va a ser tomado en cuenta en la Corte Penal Internacional, donde la denunciaremos en los próximos días, no importa donde se esconda, va a tener que responder, tendrá que asumir su responsabilidad.
En el caso específico de Kamel Salame, la Fiscal Luisa Ortega Díaz es la responsable directa de una acción icónica de la arbitrariedad del régimen; acción trágica, indebida, ilegal e incorrecta, fraguada con Julio César León Heredia, gobernador del estado Yaracuy, ante quien fungiría como interlocutor su esposo, Germán Darío Ferrer, que a través de Fundación Anros recibiría pagos de la Gobernación de Yaracuy a cambio de: 1° el ejercicio fraudulento de la acción penal contra Kamel Salame sin estar incurso en hechos punibles y, como consecuencia de ello, su encarcelamiento indefinido por más de 10 años sin que se le haya determinado responsabilidad penal alguna, omitiendo que su Despacho desestimó la presunción falsa e interesada de narcotráfico que utilizó para encarcelarlo; y 2° desestimar las acusaciones hechas en contra de Julio César León Heredia por su vinculación con el narcotraficante Walid Makled, quien financió su campaña electoral en el año 2008, involucrando en esta acción de protección judicial desde el TSJ a su actual presidente, Maikel Moreno, a Gladys María Gutiérrez Alvarado, Luisa Estela Morales, Francisco Carrasquero, Calixto Ortega, Majorie Calderón y Juan Luis Ibarra, cuyas firmas figuran en el expediente de Kamel Salame negándole justicia a ruego de León Heredia.

Luisa Ortega Díaz es conocedora del derecho, miembro del Poder Moral, integrante de la Comisión de la Verdad -entiéndase, la verdad del régimen- y Fiscal General, y permite esas vagabunderías. Obvio, tendría intereses particulares en Anros con el gobernador León Heredia, lo cuales explicarían porque no lo procesó, porque solicitó la desestimación de denuncias que lo vinculan al narcotráfico y, por supuesto, porque sigue aupando los efectos perniciosos de acusaciones falsas en un ciudadano inocente como lo es Kamel Salame. Causa a su vez de que no investigue a su esposo en relación a las operaciones financieras de Fundación Anros. Por eso, la Fiscal General ha hecho caso omiso de todas las peticiones que se le han dirigido, 1° para enmendar la etiqueta de narcotraficante que le colocó a Kamel Salame y colgó en la página web del MP por más de cuatro años, 2° para solicitar su libertad ante la inexistencia de delitos y 3° para que se le practiquen las intervenciones quirúrgicas que frenarían su progresivo deterioro de salud, por si fueran poco tales omisiones, consintió su desaparición y posterior aislamiento como castigo severo, bajo la figura ambigua de “resguardo”, circunstancias que agravan su precario estado de salud, resultando innegable que en este caso hay delitos de lesa humanidad, por los cuales la Fiscal General y sus cómplices van a tener que responder, porque más rápido de lo que se imagina saldrá de ese cargo.

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica jolcesal@hotmail.com, el teléfono 0426.1529612 o por mi cuenta en Twitter @jolcesal

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡QUE LA VIDA TE LO COBRE! Saab le marcó y destrozó los sueños a 120 pequeños
  • “Coko Sosa” vincula a hermano de querido presentador de TV en los mega guisos de Petropiar
  • ¡Congelaran sus bienes y prohíben entrada a su territorio! EU dará en pocos días nueva lista de chavistas sancionados
  • ¡Le siguen los pasos al régimen! Detenidos dos hondureños vinculados a narcoavioneta venezolana en su país
  • Alcaldes opositores de Caracas y Zulia se juramentaron ante la cubana asamblea nacional constituyente
  • ¡CAMBIOS! Las predicciones de Néstor Sánchez para Venezuela en próximo 2018
  • ¡CIRCO! MP emprendió acciones para recuperar el 100% del patrimonio “guisado” por el “Coco” Sosa
  • Periodista peruano denunciará al régimen de Maduro en la Corte Interamericana