Maduro perdió el control en la guerra a muerte por la sucesión o por la supervivencia

El título debió ser “Los crímenes del régimen”, ya que los imputados por el mismo periodo son dos. La víctima es la patria, destruida por Chávez y recibida por su heredero… y la que en este momento lucha por sobrevivir, al proceso de desmantelamiento final emprendido o consentido por Maduro

Nelson Castellano-Hernández/ Noticiero Digital

.Le tomé el peso a cada palabra para iniciar este artículo, intentando resumir en pocas líneas lo que quería expresar. Entiendo que intento un ejercicio complicado, describir el estado de deterioro de Venezuela, producto de una larga lista de crímenes cometidos por un muerto, muy hábil para manipular las esperanzas de los más humildes y por su heredero, designado por un gobierno extranjero, para terminar de apoderarse del futuro del pueblo venezolano.

Los delitos por los cuales deben ser juzgados son múltiples, delitos contras las personas, contra la cosa pública, contra la seguridad nacional y por traición a la patria, violación de la Constitución, de la propiedad privada, la libertad de prensa, los derechos humanos y un inmenso etcétera… muchos de ellos constituyen crímenes de lesa humanidad.

Existen los que quedan demostrados por la situación que vivimos, como la destrucción del aparato productivo del país, el desmantelamiento de los sistemas de servicios construidos durante los años de la democracia y la promoción de grupos irregulares delictivos, a fin de contar con una milicia privada que hiciera el trabajo sucio de sus gobiernos. Gracias a ellos sufrimos la escasez de alimentos y medicinas, la falta de agua y de luz y 250.000 venezolanos han perdido la vida impunemente.

Abusar de los débiles y de las personas en indefensión, la utilización de la mentira, la manipulación, el chantaje, la amenaza y la coerción, también constituyen violaciones legales y están sujetos a sanciones.

En Venezuela los dos presidentes chavistas han destruido familias, asumido su responsabilidad al dictar órdenes para utilizar “gas del bueno” y de disparar contra manifestantes civiles, periodistas, mujeres y estudiantes. Golpeando, arrestando sin el debido proceso, torturando, violando y asesinando personas, por el solo hecho de disentir y ejercer el derecho constitucional de la protesta.

La utilización sistemática de necesidades, creadas por ellos mismos, tiene como objetivo reducir al pueblo a una masa silenciosa constantemente en cola, que no se atreva a protestar por temor a las represalias. El monopolio de distribución de divisas con que importar y el de distribución de comida fueron las bases para construir un sistema de racionamiento de bolsas de comida como los Clap, el cual deja en evidencia la crueldad que son capaces de ejercer los poderosos del régimen, quienes no tiene ningún escrúpulo en humillar a una sociedad en lo más profundo de su dignidad, en maltratarla y reducirla a la mendicidad, tal como Fidel lo instauró en la Cuba castrista.

La miseria provocada por Chávez y Maduro, consecuencia de las fechorías cometidas por sus respectivos gobiernos aparte de ser producto de delitos, son una atrocidad. Conseguir arruinar un país con las reservas petroleras más grandes del mundo, demuestran la “bestialidad” de quienes nos han gobernado, ser incapaz no es un crimen, pero destruir voluntariamente la vida de los venezolanos sí lo es.

Estamos así porque Chávez y Maduro regalaron y regalan los recursos patrios, porque los despilfarraron tratando de comprar votos, cómplices internacionales y por apoyar regímenes dictatoriales, movimientos guerrilleros y terroristas. Porque instauraron el robo, la expropiación ilegal, las empresas de maletín, la compra de conciencias, el financiamiento de medios de comunicación internacionales, periodistas, actores, directores de cine, subvencionados para producir una imagen del éxito revolucionario, en un país donde los bebés nacen en cajas de cartón, las amas de casas deben pelearse por un pollo o los ciudadanos se infectan con epidemias, sin ni siquiera tener derecho a un calmante.

Pero también porque los chavistas se han hecho millonarios, ellos y sus familias, robando el tesoro nacional, por que pagan boli-chicos, testaferros, enchufados, quienes les ocultan sus dineros mal habidos en cuentas internacionales domiciliadas en paraísos fiscales.

Son culpables por permitir que los Castro decidan en materia de seguridad y defensa, por dejar que el tráfico de droga penetrara al estado, las esferas gubernamentales y al estamento militar, creando un estado dentro del estado. En ese submundo circulan los de las Farc y los silenciosos islamistas dedicados a financiar los grupos extremistas internacionales.

Son responsables del deterioro institucional del Estado, las instituciones jamás habían estado tan desprestigiadas, no se trata de que la gente no crea en la independencia de poderes. La monstruosidad es, que todos sabemos que en el país no existe justicia independiente, que el CNE es un órgano partidista del Psuv, que la Fiscal o el Defensor del Pueblo son tan solo los tentáculos con los que el régimen pretende asfixiarnos.

Este deterioro lo inició el insepulto, sentenció, expulsó trabajadores, dio órdenes de disparar, con su pito en mano y detrás de una cámara, violando todos los preceptos legales. Maduro llega hoy al paroxismo y pretende acabar con el Poder Legislativo, legítimamente electo con el voto popular; completando para él y sus cómplices el expediente que servirá para destituirlos y enjuiciarlos.

Venezuela sufre, Maduro perdió el control, en la guerra a muerte por la sucesión o por la supervivencia, cada cómplice es más delincuente que el otro, dentro del proceso destructivo.

Pero por encima de lo que se ve, existe un daño mayor, inmaterial, localizado en el alma y en la esencia del venezolano. El mundo de la educación con la destrucción de las universidades, los centros de investigación y de creación, el de los valores morales, el de la honestidad transformado en el de la riqueza fácil, lo que explica el nefasto legado de una María Gabriela, los bolichicos o los narco-sobrinos.

La lista de la destrucción es infinita, destruyeron todo lo que tocaron, sustituyendo capacidad, méritos, profesionalismo, carrera, por una palanca, la fidelidad a uno de los jerarcas o una franela roja. Solo piensen en Pdvsa, la Cancillería y las embajadas o los hospitales venezolanos.

Por estos crímenes serán juzgados, el pueblo está trazando el camino, decidido a acabar con este desastre. Una revuelta cívica, participativa y decidida está en marcha y cuenta con el apoyo de las naciones democráticas del mundo, quienes levantan sus voces para denunciar al régimen autoritario de Maduro.

Porque hace muchos años en 1789, se reconocieron los derechos del hombre y del ciudadano. Tiempo después el mundo libre decidió la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles al ser humano y estos eran, su derecho a la libertad, a la propiedad, a la seguridad y el derecho a resistir contra la opresión.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia
https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
nelsoncastellano@hotmail.com

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Los mensajes escabrosos de los narcosobrinos que impedirían clemencia solicitada por familiares
  • Los mensajes escabrosos de los narcosobrinos que impedirían clemencia solicitada por familiares
  • Chuo Torrealba lanza indirecta a Henrique Capriles por comentarios hacia Lorenzo Mendoza
  • ¡DURO GOLPE AL NARCO RÉGIMEN ! Decomisan en buque venezolano “Danae C” más de 1.300 kg de cocaína líquida en Honduras
  • #EXTRAOFICIAL Anuncian Fallecimiento de la presidenta del CNE Tibisay Lucena
  • Directora de la Maternidad de Carrizal en Miranda advierte que “NO ATENDERÁN” a mujeres sin carnet de la patria
  • Human Rights Watch denuncia con nombres y apellidos responsables de crímenes de lesa humanidad en Venezuela (Vídeo)
  • ¡Le sale carro de Drácula! Los gustos de Rafael Lacava que nunca podrás disfrutar