¡Puras joyitas! Otro sobrino de Cilia involucrado en sicariatos y robo de diamantes

La denuncia fue realizada por quien asegura haber sido testigo directo de las operaciones

Esta vez se trata de transacciones realizadas a través de empresas públicas venezolanas para comprar ilegalmente oro y diamantes. ¿Y quién encabeza la tramoya? Pues OTRO sobrino de nuestra “primera combatiente” Cilia Flores. Ahora es el teniente coronel de la Guardia Nacional, Eduardo Gámez Flores. ¡Esta familia no se cansa!

La denuncia fue realizada por quien asegura haber sido testigo directo de las operaciones, el primer teniente Jesús Curvelo, quien, por supuesto, ya se fue del país porque su vida estaba en riesgo después de que lo metieran preso e intentaran asesinar como les contaremos más adelante.

Pues resulta que Curvelo, a través de un escrito dirigido a la Asamblea Nacional, señaló que Gámez Flores es miembro de una red dirigida por dos altos mandos del Ejército, quienes ya están retirados: el general Francisco Rangel Gómez, gobernador del estado Bolívar; y por su comisionado especial para el sur del estado, -donde se concentra la mayor parte de la actividad de minería ilegal de oro y diamantes- el también general Julio César Fuentes Manzulli.

Curvelo fue ayudante de Fuentes Manzullo durante 14 años, por lo que vio las actividades ilícitas de primera mano. De esta forma, dio a conocer que Fuentes era el responsable directo de la entrega de armas a bandas criminales que se encargan de la extorsión y la violencia en la zona. Asimismo, también ha realizado encargos de sicariato. Curvelo afirmó que, para encubrir la entrega de armas, éstas eran declaradas como robadas.

¿Y cuál es la realidad de este sector? ¿Qué ocurre con el Arco Minero? El presidente de la Cámara Minera de Venezuela, Luis Rojas Machado, señaló hace apenas unos días que las cifras arrojadas en el año 2016, en todos los rubros de la minería y metalúrgica, están entre los índices más bajos de toda su historia. Explicó que Sidor produjo el año pasado el 6% de su capacidad instalada, y no es para menos, si esta clase de gente se encarga es de destruirla para su beneficio propio. Por otra parte declaró que el sector militar “no se encuentra preparado ni tiene el conocimiento” para participar en la producción y explotación minera. Pero lo que pasa es que el sector militar no está ahí para la producción minera, está ahí como forma de pago del Gobierno para mantenerlos en cintura, un común bozal de arepa.

Pero para más remate, con las sanciones impuestas al vicepresidente de la República Tareck El Aissami y su testaferro Samarak José López Bello, por parte de la Oficina de Control de Recursos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesorería de los Estados Unidos, tuvimos conocimiento de que estos dos además poseían unas 13 compañías ilícitas, entre ellas 5 que se encuentran en territorio venezolano, que se encargaban de negocios como la construcción, el petróleo, el gas, las comunicaciones y… la minería. Profit Corporation C.A., empresa inscrita en el RNC bajo el RIF J003173924 y habilitada para contratar con el Estado, está vinculada con servicios de minería a nivel nacional. Entre sus clientes figuran PDVSA Gas y PDVSA. Ustedes saquen sus propias conclusiones de los guisos cocinados ahí.

Ahora, ¿por qué Curvelo tuvo que salir corriendo del país? Porque esta cuerda de delincuentes sin vergüenzas solo reaccionaron de la mejor forma que conocen. Curvelo narró que fue detenido en octubre de 2015 durante una misión que le encargó Fuentes Manzulli. Mientras transportaba unas cajas que contenían unos Bs. 33 millones en efectivo, desde Ciudad Bolívar hasta Tumeremo. Ahí, Curvelo fue interceptado por un mando ajeno a la operación, que pedía participar en los beneficios. La carga viajaba en un vehículo oficial pero sin placas. El dinero provenía de entidades públicas, como PDVAL, Mercal, Bicentenario y Gas Comunal, y se iba a emplear en la compra de oro.

Curvelo cree que Fuentes Manzulli dio órdenes para que lo asesinaran en la prisión. A pesar de ser militar activo, fue encerrado en una estrecha celda con 20 delincuentes comunes. Uno de ellos le aseguró haber recibido el encargo de matarlo, pero no quiso cumplir el cometido. Cuando ese preso fue liberado, resultó acribillado desde un vehículo que Curvelo cree que pertenecía a la gobernación del estado de Bolívar.

Además de esto, no se olviden que hace un año el “defensor” del pueblo, Tarek William Saab, nos comunicaba acerca de la cantidad de cuerpos de mineros desaparecidos en Tumeremo, luego de que se hallara una fosa común con al menos 14 cadáveres, cuestión que estaba sujeta a aumentar a medida que avanzaban las investigaciones. De eso no se supo más nunca… ya nos podemos imaginar quiénes son los responsables.

Lo cierto es que son ¡puras joyitas los que salen de esa familia! Pero ya sabemos cuál va a ser la respuesta proveniente del Gobierno. El silencio… o un empujoncito por parte de Cilia Flores a cualquier periodista que ose preguntarle al respecto.

 

 

Guisos Rojos

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡Fin de mundo! Delcy Rodríguez a la Asamblea Nacional: “vamos a convivir” (Vídeo)
  • Así tratan a los disidentes en la revolución bolivariana por Sebastiana Barraez
  • ¡El llorón es otro! Cabello llama “chillones” a quienes defienden a la legalidad de la AN
  • Laureano Márquez: La Cagastogracia
  • ¡ESTOCADA FINAL! La ilegítima ANC disuelve el Parlamento Venezolano
  • ¡Fuera del País! La FGR Luisa Ortega Díaz abandona Venezuela por la persecución roja en su contra
  • ¡Negocios sucios! Así surge el chavomadurismo en la Venezuela del siglo XXI
  • Allup le dio con todo al violinista Wuilly Arteaga después de atacar a la MUD y hablar bien de la GNB
  • Translate »