Robert Alvarado: “@kamel_Salame, aislado, enfermo y desasistido”

(Robert Alvarado – Reporte Especial – Barinas, 25 de Agosto de 2016).- Tras seis días de la intervención del Internado Judicial de Barinas (Injuba), los familiares y abogados defensores del preso político Kamel Salame continúan en la más completa incertidumbre sobre su paradero, “siendo la causa de mayor preocupación su delicado estado de salud, particularmente la crisis hipertensiva, descompensación e intensos dolores cervicales con mayores síntomas de gravedad desde el mes de marzo”, manifestó su apoderado judicial José Luis Centeno.

“Todo parece indicar que Kamel Salame todavía se encuentra en el Injuba, en condiciones deplorables, circunstancia que en la mañana de hoy denunciamos ante la Fiscalía 12° con competencia en Derechos Fundamentales, a cargo de la Dra. Carmen Cecilia Riera, también recurrimos a la Defensoría Delegada en Barinas, bajo la dirección del Dr. Leonardo Patiño, a quienes emplazamos a apersonarse en el Injuba a los fines de verificar el estado de salud de nuestro defendido e impulsar las acciones necesarias para la preservación de su integridad personal en condiciones adecuadas, nos vimos en la necesidad de realizar dichas actuaciones en virtud de la imposibilidad de tener acceso al penal y de obtener información veraz sobre las condiciones en que se encuentra actualmente Salame”, informó el jurista Robert Alvarado, defensor del empresario y dirigente político yaracuyano en la salida de sede de la Defensoría del Pueblo delegación Barinas.

Vale destacar, que “para el momento de la intervención del Injuba, Kamel Salame llevaba más de veinte días esperando que lo sacaran para ser atendido por sus médicos tratantes, motivado a que las múltiples patologías que lo aquejan se han agudizado en los últimos meses, por eso es de suponer que estaría enfrentando una situación crítica a pesar que la Defensoría del Pueblo ha insistido en la urgencia de otorgarle una medida humanitaria porque realmente está mal de salud”, preciso el abogado Robert Alvarado.

Facebook Comments