Es importante mencionar que fue en el mes de febrero cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), señaló a López por apoyar las transacciones financieras del vicepresidente de la República, alto funcionario rojo que también se encuentra en la lista de la vergüenza de la administración de Donald Trump por sus vínculos con el narcotráfico.

Una investigación publicada por El Nacional  recoge que Samark López, testaferro de Tareck El Aissami, tiene un patrimonio empresarial más amplio de lo pensado por las autoridades del Departamento del Tesoro de EEUU. Este tesoro se encontraría en Barbados, así lo reconoció su equipo legal recientemente, quienes prefirieron responder en condición de anonimato.

“Hay muchas otras sociedades que no aparecieron en la designación. A lo mejor no las habían detectado dentro de la investigación que estaban haciendo, pero no las listaron en la publicación inicial”, informaron al rotativo.

La compañía está registrada inicialmente en Islas Vírgenes Británicas en 2013; la propietaria de las 50 mil acciones  (1 dólar cada una) es otra compañía llamada 1000 Investments Group Limited, también relacionada con Yakima Oil Trading LLP, una propiedad del empresario inscrita en Reino Unido.

El equipo legal afirma que, aunque EEUU tiene conocimiento de Yakima Oil Trading LLP, y la misma está bloqueada, ni Postar Intertrade Limited, ni 1000 Investment Group Limited figuran entre los activos del empresario.

“Postar fue redomiciliada a Barbados buscando un mejor tratamiento fiscal porque Barbados no está en la lista negra (del Seniat), donde él es residente fiscal. De esa manera está en cumplimiento de todas sus obligaciones tributarias”, insistieron.

 Maduradas.