WSJ: La falta de dólares lleva a Polar al límite y deja a los venezolanos sin su cerveza

Empresas Polar S.A. no sólo es mayor empresa privada de Venezuela sino también el productor de 80% de la cerveza que se consume en el país. Y ahora está en cuenta regresiva para cerrar la última de sus cuatro plantas que permanecía en actividad, el golpe más reciente al consumo en un país agobiado por la escasez.

El cierre de la planta de San Joaquín, Estado Carabobo, que comenzó el viernes. llega después de la clausura de las otras tres fábricas en las últimas dos semanas, con lo cual dejará apenas una semana de suministro de cerveza, indicó la compañía. Al igual que muchas compañías en Venezuela, Polar culpa de la situación al gobierno, que no ha distribuido los dólares que la empresa necesita para pagar por materias primas importadas como cebada malteada.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro controla el acceso a los dólares, que asigna a través de una estricta mercado de cambio que hace que muchas empresas tengan problemas para pagar a sus proveedores en el exterior.

Los dólares escasean. Las reservas extranjeras se han reducido a un tercio de su nivel en 2009 y Venezuela tendrá problemas para pagar los miles de millones de dólares en bonos que se vencen en unos meses, según Econométrica, una consultora de Caracas.

La inflación de tres dígitos es la más alta del mundo, mientras que el Fondo Monetario Internacional proyecta que la economía se contraerá 8% este año.

Los 30 millones de habitantes del país han sufrido escasez de alimentos y medicinas y, últimamente, han tenido que soportar cortes de electricidad programados. Ahora, la cerveza está desapareciendo de los estantes. “Es malo que se paralicen las plantas de cerveza porque eso afecta el empleo”, dijo Enrique Brito, un carpintero de Caracas de 32 años. “La escasez daña porque a los venezolanos nos gusta celebrar”, añadió.

El cierre de las plantas de Polar genera una profunda incertidumbre en la empresa fundada hace 75 años, para la cual la cerveza representaba el 40% de sus ventas.

Polar explicó que los cierres de las plantas han provocado la suspensión de unos 6.500 trabajadores que producen las marcas insignia de la empresa, Solera y Polar Light, entre otras. Un trabajador suspendido, en lugar de despedido, puede retomar su empleo cuando la planta vuelva a operar.

El 6 de mayo, cuando se agoten los inventarios de cerveza, otras 3.500 personas quedarán sin trabajo, dijo un ejecutivo de Polar.

Maduro, que a menudo acusa a la empresa de declarar una guerra económica contra su gobierno, advirtió hace poco que las plantas clausuradas pueden enfrentar la incautación por parte del Estado.
“Al no tener aprobaciones y al no liquidar las divisas a los proveedores, la empresa, digamos, no tiene forma de poder operar”, dijo Mendoza. “La empresa no puede salir a comprar divisas a ningún lado porque está penado por ley, vamos presos, vamos a la cárcel, el convenio cambiario lo dice”.

Las repercusiones del cierre de la planta de Polar se están sintiendo ampliamente, desde los dueños de tiendas hasta los distribuidores de licores y empresas de envíos.

Articulo completo en WSJ

 

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡Capriles del lado de los empleados públicos! Denunció la presión ejercida para la asistencia a acto de Cabello en Mérida
  • TSJ pide a militares actuar en contra de diputados opositores y magistrados designados por la Asamblea Nacional
  • Padrino López culpa a la oposición el que la gente no quiera votar el 30J por la constituyente
  • ¡AN haciendo el trabajo para la cual se eligió! Por fin designaron los 33 magistrados del TSJ
  • Lider del colectivo La Piedrita reta al CICPC y asegura que no entraran a su territorio
  • ¡Según el dictador da respuesta a amenaza imperial! Maduro arremete contra Trump y Santos
  • Fedecamaras: “los empresarios son ciudadanos también y acompañarán a los trabajadores en la medida de nuestras capacidades”en el paro cívico
  • ¡Trabajadores no tendrán consecuencias! Conindustria respetará decisión de sus empleados de acatar paro cívico
  • Translate »