“Asesina silenciosa” Tensión arterial alta, como detectarla

Si no te has chequeado la tensión porque te sientes bien y no tienes ningún síntoma, igualmente tu salud podría estar en peligro

Si estás buscando cuáles son los síntomas o señales de que tienes tensión arterial alta (hipertensión) probablemente no encuentres información. Eso es porque la presión arterial no tiene síntomas.

Existe la creencia de que una persona que tiene presión alta experimenta nerviosismo, sudoración, dificultad para dormir, dolor de cabeza o enrojecimiento facial. Lo cierto es que la presión arterial alta es asintomática, por eso se la llama “asesina silenciosa”. Si no te has chequeado la presión porque te sientes bien y no tienes ningún síntoma, igualmente tu salud podría estar en peligro.

La hipertensión o tensión arterial alta hace que el corazón y los vasos sanguíneos se tengan que esforzar más. Esto aumenta tres veces el riesgo de ataque cardiaco y 4 veces el riesgo de accidente cerebrovascular. Pero el trastorno raras veces provoca síntomas notables. Por esa razón no se comprenden bien los graves riesgos que plantea una hipertensión sin tratar. Todos necesitamos tomar mayor conciencia sobre esta afección.

Es importante tener presente que la tensión alta no genera síntomas en la mayoría de los casos. Existen creencias erróneas que pueden poner en riesgo tu salud.

Dolor de cabeza y hemorragia nasal: La American Heart Association (AHA) dice que la presión arterial alta no causa dolores de cabeza o hemorragias nasales, excepto en el caso de una crisis hipertensiva, una emergencia médica cuando la presión arterial es de 180/110 mm Hg o más. Si sufres de presión arterial alta y si tienes dolor de cabeza o hemorragia nasal y te sientes mal, espera cinco minutos y vuelve a medir la presión. Si la lectura permanece en 180/110 mm Hg o superior, llama al al 9-1-1 o a una emergencia médica.

Manchas de sangre en los ojos: Las manchas de sangre en los ojos (hemorragia subconjuntival) son más comunes en personas con diabetes o presión arterial alta, pero ninguna de las dos causa manchas de sangre. Las bolsas en los ojos tampoco están relacionados con la presión arterial alta. Sin embargo, un oftalmólogo puede ser capaz de detectar daños en el nervio óptico causados ​​por la presión arterial alta no tratada.

Enrojecimiento de la cara: El enrojecimiento facial ocurre cuando los vasos sanguíneos en la cara se dilatan. Puede ocurrir de manera impredecible o en respuesta a ciertos factores desencadenantes como la exposición al sol, el clima frío, los alimentos picantes, el alcohol, las bebidas calientes o por productos para el cuidado de la piel. También puede aparecer con el estrés emocional y el ejercicio, todo lo cual puede aumentar la presión arterial temporalmente. Pero la tensión arterial alta no es la causa del rubor facial

Mareos: Mientras que el mareo puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos de la presión arterial, no es causado por la hipertensión. Sin embargo, los mareos no deben ser ignorados, especialmente si el inicio es repentino. Mareos repentinos, pérdida de equilibrio o coordinación y dificultad para caminar son señales de advertencia de un derrame cerebral. La tensión arterial alta es el principal factor de riesgo de un accidente cerebrovascular o stroke.

Conoce tus números

Las personas no deben autodiagnosticarse El diagnóstico clínico sólo debe ser realizado por un profesional de la salud. Es importante que conozcas tus números de presión arterial y hagas los cambios que importan para proteger su salud.

Casi 1/3 de los adultos en Estados Unidos sufre de presión arterial alta, el principal factor de riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Estas son dos de las causas principales de muerte en el país. Este video de los Centros para el Control y Preveción de Enfermedades (CDC) muestra lo que tú puedes hacer para controlarla.

Si llegas a presentar alguno o varios de estos síntomas, mídete la presión y acude a tu médico para que te revise y en caso de tener hipertensión arterial, inicies tu tratamiento lo antes posible.

Ansiedad.
Fatiga.
Confusión.
Visión borrosa o visión de “luces”.
Náuseas.
Vómitos.
Dolor de pecho.
Zumbido de oídos.
Aritmia

 

 

 

holadoctor.com

Facebook Comments





Translate »