Conozca los signos de alerta del ataque cardíaco que no se deben ignorar

No todos los ataques cardíacos comienzan con el dolor repentino y abrumador del pecho que se muestra en la televisión o las películas. Por ejemplo, la tercera parte de los pacientes de un estudio que tuvieron ataques cardíacos no presentaron dolor en el pecho. Estos pacientes eran, por lo general, de edad avanzada, de sexo femenino o diabéticos.

Los signos y síntomas que indican un ataque cardíaco no son iguales en todas las personas. Muchos ataques cardíacos comienzan lentamente, con dolor o molestias leves. Algunas personas no tienen síntomas. Los ataques cardíacos que se presentan sin ningún síntoma o con síntomas muy leves se conocen como ataques cardíacos silenciosos o que no causan síntomas.

Dolor o molestias en el pecho

El síntoma más frecuente del ataque cardíaco consiste en dolor o molestias en el pecho. Esto abarca dolor o molestias nuevas o cambios en las características del dolor o las molestias existentes.

La mayoría de los ataques cardíacos se presentan con molestias en el centro o el lado izquierdo del pecho, que a menudo duran más de unos pocos minutos o desaparecen y vuelven a aparecer. Las molestias pueden sentirse como presión incómoda, opresión, sensación de llenura o dolor. La sensación puede ser leve o intensa.

A veces el dolor de un ataque cardíaco se parece a la indigestión o a la acidez estomacal.

Los síntomas de angina pueden parecerse a los de un ataque cardíaco. La angina es un dolor en el pecho que se presenta en personas que tienen enfermedad coronaria, especialmente cuando realizan una actividad física. El dolor de la angina casi siempre dura solo unos minutos y desaparece al descansar.

El dolor o las molestias en el pecho que no desaparecen o cuyas características cambian (por ejemplo, que ocurren con más frecuencia o que se presentan durante el descanso) pueden ser un signo de un ataque cardíaco.

Todo dolor en el pecho debe ser evaluado por un médico.

Otros signos y síntomas frecuentes

Otros signos y síntomas de un ataque cardíaco consisten en la aparición de:

Molestias en la parte superior del cuerpo (en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del estómago).

Dificultad para respirar, que puede presentarse al tiempo con las molestias del pecho o antes de estas.
Náuseas (ganas de vomitar), vómito, aturdimiento leve o mareo súbito, y sudor frío.
Dificultad para dormir, cansancio o falta de energía.
No todas las personas que tienen un ataque cardíaco tienen síntomas típicos. Si usted ya ha tenido un ataque cardíaco, es posible que no tenga los mismos síntomas la segunda vez. Sin embargo, algunas personas pueden tener una serie de síntomas que se repiten.

Cuantos más signos y síntomas tenga, más probable será que le esté dando un ataque cardíaco.

Hay que actuar cuanto antes

Los signos y síntomas de un ataque cardíaco pueden presentarse de repente, pero también pueden aparecer lentamente, desde horas, días e incluso semanas antes del ataque.

Conozca los signos de alerta del ataque cardíaco para que pueda buscar cuanto antes tratamiento para usted o para la persona que tenga el ataque. Cuanto más pronto obtenga ayuda de urgencias, menos daño sufrirá el corazón.

Llame al 9-1-1 de inmediato para solicitar ayuda si cree que usted o alguien más está teniendo un ataque cardíaco. También debe llamar a pedir ayuda si el dolor en el pecho no desaparece como sucede por lo general cuando toma la medicina que le recetaron para la angina.

No conduzca al hospital ni deje que otra persona lo lleve en auto. Llame a una ambulancia para que, de camino hacia el servicio de urgencias, el personal médico pueda iniciar el tratamiento que podría salvarle la vida.

Facebook Comments