#DiaMundialDelAlzheimer Como reconocer las señales de advertencia de la enfermedad

Señales y síntomas iniciales y pueden confundirse fácilmente con el proceso natural de envejecimiento

 

El mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva e incurable, es decir, un trastorno que causa la destrucción progresiva e irreversible de las neuronas. El Alzheimer generalmente afecta a personas mayores de 65 años, siendo la causa más común de demencia en la población anciana.

Por ser una enfermedad de lenta evolución y con señales y síntomas iniciales y que pueden confundirse fácilmente con el proceso natural de envejecimiento, muchos pacientes esperan, a veces años, para tener el diagnóstico de su enfermedad de Alzheimer establecido.

Aunque no exista cura y los tratamientos no son capaces de cambiar el curso de la enfermedad a largo plazo, el diagnóstico precoz del mal de Alzheimer puede traer algunas ventajas para el paciente, tales como una mayor capacidad para anticipar y planificar el futuro en las etapas más avanzadas de la enfermedad, cuando el paciente estará incapaz de tomar decisiones profesionales y financieras y el inicio temprano de los tratamientos que ayudan a mejorar la calidad de vida, porque los medicamentos son más eficaces en las primeras etapas de este mal.

10 SÍNTOMAS QUE PUEDEN INDICAR UNA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER INCIPIENTE

Como ya se mencionó en la introducción del artículo, la enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia en la población anciana. Llamamos de demencia un conjunto de signos y síntomas relacionados con el deterioro de la capacidad intelectual, que incluyen, entre otros, pérdida de memoria, dificultad con el razonamiento lógico, cambios del lenguaje, dificultad de escritura, problemas de organización de pensamiento y cambios del comportamiento.

La demencia es un síndrome de instalación lenta y gradual, que puede tardar años hasta que sus signos y síntomas sean obvios. Como ocurre en pacientes de edad avanzada, sus síntomas iniciales son a menudo pasados por alto por la familia y por el propio paciente, siendo tratados como cambios normales de la vejez.

Lo que vamos a explicar a continuación son 10 signos y síntomas típicos de la enfermedad de Alzheimer, que pueden ser considerados como señales de advertencia. Muchos de estas señales pueden presentarse en las primeras etapas de la enfermedad, en una época en la que el paciente es totalmente independiente y capaz, y es más difícil establecer el diagnóstico.

1- PÉRDIDA DE LA MEMORIA

La pérdida de la memoria para hechos recientes es el síntoma más típico de la enfermedad de Alzheimer y está generalmente presente en etapas tempranas de la enfermedad. Inclusive cuando la pérdida de memoria no es un síntoma de lo que el paciente o sus familiares se quejan, todavía, si bien investigado por el médico, es posible detectarlo.

La característica principal de la pérdida de la memoria de la enfermedad de Alzheimer es el olvido de acontecimientos recientes y la dificultad de aprender cosas nuevas. En las primeras etapas, el paciente puede recordar de una fiesta que ocurrió hace 20 años, pero no sabe lo que tenía para el desayuno. Con el avance de la enfermedad, sin embargo, la pérdida de memoria alcanza los hechos antiguos, y el paciente puede empezar a olvidar el nombre de familiares cercanos.

Una persona olvidarse de organizar una reunión y recordar más adelante, es normal. Olvidarse que concertó una reunión y no recordarse nunca más, inclusive después de ver en su propia agenda el encuentro con su propia letra, es un signo de advertencia. Del mismo modo, es normal entrar a una sala, olvidar que hacer allí, pero después de un tiempo volver a recordarse y conseguir terminar la tarea que había planeado inicialmente. Por otro lado, no es normal que una persona durante todo el día entre en una sala varias veces, siempre con el mismo objetivo y olvide lo que iría hacer antes de completar la tarea.

Otra situación que debe llamar a la señal de advertencia es cuando notares que el paciente repite una pregunta varias veces al día (por ejemplo, ¿a qué hora es la cita mañana?), aunque ya ha contestado más de una vez.

A menudo, la pérdida de la memoria de las fases iniciales de la enfermedad de Alzheimer es sutil y se detecta solamente si los familiares están muy atentos. Una prueba que se utiliza para probar la memoria a corto plazo es proporcionar al paciente una serie de 3 palabras o simples objetos (ex: llave, fósforo y lápiz) y después de 5 a 10 minutos le pide que repita lo que le dijeron o mostraron. El paciente con enfermedad de Alzheimer no puede recordar los nombres o de los objetos inclusive cuando la familia trata de ayudarlo dándole consejos.

• Qué es normal: olvidos puntuales durante todo el día, pero que el individuo pueda recordar cuando se le solicite o después de algún tiempo haciendo memoria. Y aunque la persona no recuerde completamente, ella puede tener un vago recuerdo de un hecho.

2- PÉRDIDA DE OBJETOS PERSONALES

El paciente con Alzheimer pierde objetos personales con facilidad, no sólo porque él no puede recordar donde los guardó, sino también porque es común que los objetos se almacenan en lugares extraños, como, por ejemplo, dejar la llave del coche dentro de la nevera.

Personas sanas pueden perder objetos y, a veces, inclusive dejarlos en localizaciones inusuales por error. La diferencia es que la persona sana puede reconstruir mentalmente las rutas y ubicaciones recientes donde él estuvo y finalmente descubriendo donde el objeto se perdió, aunque sea en un lugar no apropiado, como cuando nos olvidamos las llaves de casa dentro del cuarto de baño.

El paciente con Alzheimer no sólo no puede rehacer mentalmente el camino reciente, sino también no pone los objetos lugares extraños solamente por error, coloca las llaves en la nevera porque se confunde acerca de la utilidad real de nevera o de las llaves (Ver tema 7: agnosia).

En etapas más avanzadas de la enfermedad, el paciente con Alzheimer pierde la capacidad de poseer dinero, porque lo pierde fácilmente y ya no le da más su debido valor.

• Qué es normal: olvidar donde dejó objetos personales, pero puede encontrarlos después de un tiempo buscando en los lugares donde estuvo recientemente.

3- DIFICULTAD PARA COMPLETAR TAREAS

El paciente con Alzheimer puede notar dificultad progresiva para realizar tareas más complejas, como llevar la contabilidad de casa, aprender las reglas de un nuevo juego, aprender a utilizar un nuevo software de computadora o seguir las instrucciones para llegar a una determinada ubicación. Realizar múltiples tareas al mismo tiempo también se convierte en inviable. Los pacientes en una posición de autoridad pueden tener dificultad para montar planes, estrategias u organizar eventos.

Con el pasar del tiempo, los problemas se vuelven más comunes, y las tareas más simples, tales como conducir automóviles, encender el televisor o ejercer las tareas habituales de su trabajo pueden ser complicadas.

Los pacientes pueden notar que las dificultades van aumentando, pero generalmente crean coartadas para tratar de justificar estas nuevas dificultades. A menudo, el paciente empieza a evitar ciertas situaciones sociales con el fin de ocultar sus limitaciones.

En las etapas avanzadas de la enfermedad, el paciente no puede realizar tareas básicas de la vida cotidiana, como alimentarse, vestirse o bañarse, sin la ayuda de un miembro familiar o amigo.

• Qué es normal: adultos mayores sanos pueden tener dificultad con los dispositivos electrónicos, especialmente si no están acostumbrados con la tecnología o el aparato es intuitivo. La pérdida de los reflejos y la caída de la acuidad visual y auditiva también son comunes con la edad, razón por la cual muchos ancianos comienzan a tener dificultad para conducir, sin ser necesariamente un signo de demencia.

4- DESORIENTACIÓN TEMPORAL Y ESPACIAL

Los pacientes con Alzheimer pueden perder la noción del tiempo, causar confusión con las fechas, estaciones y el paso de las horas. Este problema se llama desorientación temporal. Una forma de averiguar si el paciente está orientado temporalmente es preguntarte sobre la fecha de hoy, incluyendo mes, día y año.

El paciente con desorientación temporal también puede tener dificultad para comprender las situaciones que no están sucediendo en este momento. Narrativas en el futuro o en el pasado pueden ser confusas. Si el paciente ya está en algún lugar por unas horas, él puede no ser capaz de decir cuánto tiempo ya está allí.

Otra forma de desorientación común en la enfermedad de Alzheimer es la desorientación espacial, es decir, el paciente tiene dificultad para reconocer el local donde está. Si está en el hospital, él puede decir que está en casa o simplemente decir que no sabe dónde está. Además, si se le pregunta, él también no será capaz de decir Cuándo y cómo llegó allí.

En etapas avanzadas de la enfermedad, la desorientación espacial asociada a pérdida de la memoria aumenta el riesgo del paciente perderse en la calle y no poder volver a la casa.

• Qué es normal: confundir las fechas simples, como el día de la semana o el día del mes. Confundir el año en los primeros meses del año es también común. No es normal decir que estamos en 1989 en el año 2016 o que estamos en abril cuando, en realidad, es diciembre.

5- PROBLEMAS DE LENGUAJE

La enfermedad de Alzheimer también puede causar malestar en el área de lenguaje. El paciente no sólo empieza a tener problemas de vocabulario, sino que también puede tener dificultad para mantener una conversación, por no entender o decir algunas palabras. El individuo puede parar en el medio de una frase y no tener la menor idea de cómo continuar.

También es común él empezar a repetirse o llamar a las cosas por nombres alternativos, tales como, por ejemplo, para llamar a teléfono móvil de la mano.

Seguir más narrativas más largas, como ver películas o piezas de teatro, por ejemplo también puede ser difícil.

Y los problemas de lenguaje, no se resumen a la habla, el paciente también pasa a tener dificultad de leer, escribir e inclusive dibujar.

• Qué es normal: es común y normal eventualmente olvidar una palabra o dos a lo largo de una conversación, pero de manera que eso no interfiera en la fluidez de la conversación y tampoco le empieza de ser comprendido. Es importante recordar también que las personas mayores pueden tener problemas de audición que obstaculizan el establecimiento de conversaciones (Lee: SORDERA EN EL ANCIANO). Este problema no debe confundirse con los trastornos de lenguaje de la demencia.

6- CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO

Cuando el paciente comienza a presentar los signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer, pero todavía es capaz de reconocer que algo está mal con sus funciones intelectuales, puede empezar a actuar defensivamente, tiende a alejarse de eventos familiares y sociales. Muchos desarrollan depresión (Lee: SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN).

Conforme avanza la enfermedad, el individuo pierde la capacidad para reconocer sus problemas. En la mayoría de las veces el paciente llega al médico a través de su familia y no por su propia iniciativa.

En etapas más avanzadas, el paciente puede comenzar a tener conductas extrañas, tales como la pérdida de inhibición y cambios de humor. Agresividad en relación a los amigos y familiares o exposición pública de los órganos genitales son dos situaciones relativamente comunes. También pueden aparecer síntomas neuropsiquiátricos tales como alucinaciones, delirios, agitación, ansiedad y signos de psicosis.

El paciente también puede cambiar de personalidad, personas alegres y expansivas pueden convertirse en retraídas y apáticas, mientras personas más reservadas pueden convertirse en desinhibidas.

• Qué es normal: ancianos pueden convertirse en personas con debilidades y vicios, convirtiéndose menos tolerantes al salir de la rutina. Sin embargo, nada de lo que se asemeje al comportamiento extraño de cuadros de demencias.

7- AGNOSIA

La agnosia es un cambio de la percepción, que hace que el paciente deje de reconocer la utilidad de los objetos o el significado de símbolos o comportamientos. Esto significa, por ejemplo, que el paciente no sabe la utilidad de una silla o de un lápiz. Él también puede asustarse con sonidos banales, como el timbre del teléfono o del timbre de la puerta. Orinar en el fregadero o evacuar en el sofá puede ser situaciones derivadas de agnosia.

La agnosia colabora también con cambios en el comportamiento del paciente. Es posible que el paciente no reconozca su reflejo en el espejo. A veces, él no entiende que es un espejo, cree que hay un extraño en su casa. Familiares pueden convertirse en gente extraña, que a menudo causa cuadros de malestar y ansiedad.

• Qué es normal: personas sanas no olvidan de la utilidad de objetos banales tales como asientos de inodoro o un reloj. Cuando estamos demasiados distraídos o realizando múltiples tareas, podemos inclusive hacer algo estúpido, como verter café sobre la mesa o guardar algo en un lugar inadecuado. La diferencia es que, en estos casos, el error es reconocido inmediatamente. Los signos de agnosia son una gran señal para la demencia.

8- CAMBIOS VISUALES

Para ser una verdadera agnosia, el paciente debe tener la capacidad de ver el objeto, pero no saber cómo interpretar su utilidad. Pacientes con Alzheimer, sin embargo, pueden tener agnosia pero también problemas visuales que los impidan de ver adecuadamente. Dificultades para distinguir colores, reconocer contrastes e identificar distancias pueden ser tareas difíciles.

• Qué es normal: ancianos generalmente tienen problemas de visión. Problemas para leer de cerca (presbicia) o pérdida de la agudeza visual por cataratas son muy comunes en la población y nada tiene a ver con la demencia (Lee: CATARATA – Qué es, Síntomas y Tratamiento).

9- PROBLEMAS DE DISCERNIMIENTO O JUICIO

Los pacientes con demencia comienzan a tener su juicio afectado. Esto incluye situaciones tales como: salir de casa con ropas y combinaciones extravagantes, salir de la casa con ropa totalmente arrugada, dejar de bañarse, distribuir dinero de f manera inconsecuente, usar ropas de verano en el invierno o viceversa, permanecer en su ropa interior cuando hay visita en casa, no tener discernimiento en cuanto a las cosas que dice, etc.

• Qué es normal: con el pasar de los años, podemos empezar a dar menos importancia a lo que otros piensan de nosotros mismos. Sin embargo, personas sanas siempre mantienen un cierto grado de civilidad y respeto por las reglas de etiqueta. Dependiendo de las circunstancias, puedes inclusive recibir a un vendedor en tu puerta en pijamas, pero no vas a recibirlo desnudo o en ropa interior.

10- INSOMNIO

El insomnio no es un síntoma típico y único de la enfermedad de Alzheimer, pero es más común en este grupo que en la población general.

El insomnio puede ser uno de los primeros síntomas, estando presente en aquellos pacientes que ya tienen los biomarcadores de deposición cerebral de beta-amiloide positivos, pero todavía no presentan síntomas clínicos de la demencia.

El insomnio puede manifestarse como una dificultad para empezar a dormir, haciendo que el paciente permanezca despierto en la cama por mucho tiempo, o una incapacidad para mantener un sueño continuo, llevando al sueño fragmentado y no restaurador. Explicamos qué es el insomnio en un artículo separado: INSOMNIO: Causas y Tratamiento.

• Qué es normal: tener insomnio es común y no significa necesariamente un signo de demencia. Sin embargo, la aparición de un insomnio después de la edad avanzada asociada con otros signos y síntomas descritos anteriormente es otro factor que corrobora con el diagnóstico de mal de Alzheimer.

EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

El Alzheimer es una enfermedad de avanzo tardío, pero que puede ser más rápida en algunos casos. La supervivencia después del diagnóstico puede variar de 3 a 20 años, dependiendo obviamente de cuán tardío fue que el diagnóstico, la condición médica del paciente y la capacidad de la familia para proporcionar atención médica a largo plazo. En promedio, la esperanza media de vida de un paciente con enfermedad de Alzheimer es de 8 a 10 años.

Los pacientes que solamente desarrollan síntomas obvios de la enfermedad de Alzheimer después de 80 años de edad suelen tener una evolución más lenta de la enfermedad que los pacientes que ya están diagnosticados con 60-65 años.

La presencia de síntomas neuropsiquiátricos en el principio del cuadro, incluyendo psicosis, agitación y agresividad se ha asociado con una evolución más rápida de la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer lleva a la muerte en etapas avanzadas porque vuelve el paciente totalmente dependiente. Los pacientes normalmente sucumben porque dejan de comer, se deshidratan, ya no pueden moverse y son muy susceptibles a las infecciones, principalmente la neumonía y la infección del tracto urinario.

 

 

 

mdsuade

Facebook Comments