¡El ADN no miente! Enfermedades de la edad adulta podrían ser el resultado de experiencias en la niñez

Un equipo de científicos de la Universidad Northwestern (EE. UU.) ha analizado más de un centenar de genes asociados a la inflamación, buscando indicios de cambios epigenéticos.

La infancia es un período crucial en la vida de cualquier persona, pero para muchos parece que esas experiencias tempranas podrían cambiar nuestro organismo incluso hasta a nivel genético.

Descubrieron que un puñado de genes responsables de la regulación de la inflamación se ven alterados a causa de acontecimientos clave de la infancia, lo que sugiere que las enfermedades que sufrimos en etapas posteriores de la vida podrían ser el resultado de los eventos padecidos en nuestros años formativos.

Los expertos partieron de la hipótesis de que el vínculo entre el entorno infantil y las diferencias en los procesos de inflamación del cuerpo podrían alcanzar también a los propios genes.

Aunque la secuencia de ADN de nuestro genoma está más o menos centrada en la concepción, hemos aprendido con el tiempo que los genes individuales pueden seguir modificándose a través de procesos a los que nos referimos como epigenéticos.

 

Muy Interesante.

Facebook Comments