La Marquinha, la peligrosa moda brasileña que está propagandose rapidamente

La ‘marquinha’ es la peligrosa moda brasileña que pone a las mujeres a tomar el sol durante tres horas al día, casi sin protección, para marcar la diferencia entre la sombra del bikini y el resto del cuerpo, olvidando las advertencias de los médicos sobre el cáncer de piel y poniendo en riesgo su salud.

La impulsora de esta peligrosa “moda” es Erika Romero, emprendedora de 34 años que fundó su negocio, ‘Erika Bronze’, en una terraza del barrio de Realengo, en la zona oeste de Río de Janeiro, lugar al que llegan varias jóvenes dispuestas a conseguir la mejor ‘marquinha’.

En una entrevista con Efe, la dueña de este terraza afirma que la fama de su negocio se debe a que para conseguir la ansiada ‘marquinha’, la propia Erika coloca unas tiras adhesivas que simulan a la perfección el bikini más diminuto y que “encanta a los hombres”. Erika abre sus puertas desde las 6 de la mañana, al amanecer de la primavera carioca, donde varias jóvenes llegan para conseguir este tipo de bronceado.

Erika, que el verano pasado facturó unos 80.000 reales, que equivalen a unos 24.000 dólares, planea llegar esta temporada a los 100.000 reales (30.000 dólares) gracias a su terraza y al sol. Para ella, no hay riesgos por la prolongada exposición de sus clientas a los rayos ultravioletas porque “siempre usan protección solar”, aunque se la aplican una sola vez y el nivel de protección es 15, con un calor sofocante y bajo el sol “más fuerte de todo Río de Janeiro”, según sus vecinos.

 

 

 

republica.pe

Facebook Comments





Translate »