Metodos caseros y baratos para acabar con las cucarachas

Antes de aprender a combatir las cucarachas de manera natural, es muy importante que tengas claro cuáles son las áreas de tu hogar favoritas para ellas esconderse durante el día.

 

¿En qué lugares de nuestra casa se esconden las cucarachas?

En las hendiduras y grietas de los muebles de la cocina y el baño.

Muebles de madera.

Pueden entrar desde la calle por las pequeñas rendijas de la puerta principal o ventanas.

Se encuentran en los caños de desagüe de cloacas y canillas de cocina, baño, lavaderos, salidas de gas, calefacción o aire acondicionado, cajas eléctricas o cielo raso (falso techo), entre otros.

Les encanta esconderse detrás o debajo del refrigerador, hornos, licuadoras, microondas y otros electrodomésticos.

Cajas de cartón, cajones y lugares de almacenamiento de ropa, papeles, telas, alimentos de mascotas, entre otros.

Debajo de los pisos de madera.

Lugares donde hayan escombros, leña o tachos (cubos) de basura.

¿Qué hacer para eliminar las cucarachas?

Los exterminadores caseros son una gran opción para acabar con las cucarachas y evitar que vuelva a entrar en nuestro hogar. Sin embargo, antes de aplicar estos “remedios”, es muy importante tener en cuenta que la higiene y el orden de nuestra casa son claves para acabar de una buena vez con esta plaga.

Para empezar, debes sellar los huecos alrededor de los lavaplatos, lavamanos, duchas y bañaderas. También procura mantener tanto la cocina como el baño bien secos.

Aspira frecuentemente espacios como debajo de los sillones, camas, colchones, almohadones, alfombras y, sobre todo, en los huecos que hay entre éstos y las paredes.

Limpia y sacude todos los cajones o estanterías donde colocas tus libros, documentos y ropa, entre otros.

Evita dejar platos sucios en tu cocina o restos de comidas que puedan atraer las cucarachas.
También recuerda sellar bien todos tus alimentos, también el de tus mascotas.

“Remedios caseros” anti-cucaracha

Laurel: este sencillo remedio consiste en colocar hojas de laurel picadas en los sitios donde sospechas que se esconden las cucarachas. Estos insectos no soportan su olor y suelen alejarse de inmediato.

Cebolla y polvo bórico: este remedio se ha popularizado por su efectividad y por el hecho de ser muy económico. Consiste en crear una pasta utilizando media cebolla finamente picada, media taza de harina común, un poco de cerveza o agua, una pizca de azúcar y 3 o 4 cucharitas de polvo bórico (este polvo lo puedes conseguir en farmacias). Poner todos los ingredientes en un recipiente y mezclarlos hasta formar una pasta. Utilizar tapones de gaseosa para verter esta mezcla y distribúyelos por las áreas del hogar donde anden las cucarachas. Se recomienda alejar esta mezcla de las mascotas, ya que puede ser tóxico para ellas.

Bicarbonato y azúcar: mezcla una taza de bicarbonato de sodio con una taza de azúcar y rocía esta mezcla por toda la casa. Las cucarachas se sentirán atraídas por el azúcar y comerán la mezcla. El bicarbonato de sodio les dará gases y esto provocará un caos en su interior.

Bórax: este ingrediente natural se utiliza a menudo para fabricar jabón para lavar ropa. Lo único que debes hacer es esparcir bórax por toda la casa, especialmente en aquellas áreas donde sospechas que se esconden las cucarachas. Cuando las cucarachas rocen el bórax, esto las deshidratará y las matará. Una cucaracha no puede estar hidratada cuando su caparazón está dañado.

Menta gatuna: rocía menta gatuna por todas las áreas de tu casa. Este remedio tiene el mismo efecto que el laurel, las cucarachas odian su olor y se alejarán.
mejorconsalud

Facebook Comments