¡Sin pinchazos! Cientificos están creando un prometedor sistema de control de la glucosa

Uno de los puntos más complejos que los diabéticos con enfermedad avanzada deben resolver -en su vida cotidiana- es el pincharse, varias veces al día, para conocer su nivel de glucosa en sangre. Y, en consecuencia, administrarse diversas dosis de insulina u otros medicamentos para mantener controlada la patología.


El monitoreo es crucial para poder mantener la buena salud a largo plazo. Sin embargo el proceso no solo puede ser doloroso sino complejo de hacer en medio de las actividades y obligaciones cotidianas; lo que termina generando que cientos de miles de personas no logren un control adecuado de su patología.

Para tratar de resolver este problema se intentaron diversas opciones. Y una de las más prometedoras, cuyos detalles acaban de ser publicados en la revista científica Nature Nanotechnology, es una investigación internacional liderada por un investigador coreano, Dae-Hyeong Kim, miembro del Institute for Basic Science.

Dae-Hyeong Kim y su equipo están creando una especie de pulsera capaz de monitorear en forma continua -basándose en el análisis del sudor- el nivel de glucosa en sangre.

COMO FUNCIONA

La tecnología se basa en el uso de grafeno, un nuevo tipo de material muy sólido y fuerte pero también flexible, que tiene algunas propiedades químicas interesantes. Los investigadores, además, “doparon” el grafeno con átomos de oro y le confirieron nuevas propiedades.

En concreto, cuando la persona diabética utiliza esta pulsera, la misma captura y analiza la transpiración de la piel de la persona y suma al análisis el PH y la temperatura de la misma, lo que permite inferir el nivel de glucosa en sangre.

Por otra parte el sistema también es capaz de liberar –en forma automática- dosis de una de las principales drogas que se usan para controlar la diabetes: la metformina. Además, todos estos datos se transmiten en forma inalámbrica a un equipo del tipo Smartphone, que el paciente –y su médico- pueden controlar en forma simple o remota.

EN PRUEBA

Por ahora los investigadores hicieron ensayos de este sistema de control en ratones diabéticos y en dos personas voluntarias. Sin embargo todavía queda el largo trabajo de lograr un equipo confiable y acorde a las necesidades de suministrar el medicamento en dosis capaces de controlar la diabetes de la mayor parte de las personas que padecen esta enfermedad.

Por otra parte también es necesario testear el sistema en más situaciones cotidianas. Por ejemplo, que ocurre cuando una persona está haciendo ejercicio físico vigoroso y transpira en gran cantidad.

Pero de resolverse en forma positiva, será un dispositivo de enorme ayuda para mejorar la calidad de vida de los diabéticos.
neomundo

Facebook Comments