¡Te sorprenderás! Beneficios de incluir linaza a tu dieta diaria

La linaza (linum usitatissimum) es una planta herbácea que se utiliza en la industria textil y alimentaria.
En los últimos años ha ganado mucha fama, ya que se ha comprobado que sus nutrientes le confieren una amplia variedad de aplicaciones medicinales y cosméticas.


Sus semillas son ricas en ácidos grasos omega 3, antioxidantes y otras sustancias esenciales que sirven como complemento alimenticio para mejorar la salud.

De hecho, por su calidad nutricional, se está recomendado en los planes de alimentación que tienen como fin ayudar a perder peso.

Existen otras razones por las que vale la pena empezar a incluirlas en la dieta diaria. En esta ocasión queremos compartir las 10 mejores, para que no dudes en probarla.
1. Ayuda a perder peso

Las fibras vegetales que contiene la linaza hacen que sea un excelente aliado para bajar de peso de forma saludable.
Estos nutrientes mejoran los procesos digestivos e incrementan la sensación de saciedad para evitar el consumo excesivo de calorías.

2. Controla el colesterol

Su significativo aporte de fibra soluble impide que el colesterol se oxide en las arterias, a la vez que facilita su eliminación de forma natural.
Esto se debe a que la fibra se adhiere al lípido dañino y evita que se quede atrapado en el torrente sanguíneo.

3. Combate los trastornos inflamatorios

Muchos expertos creen que el origen de gran parte de las enfermedades crónicas se debe al descontrol en los procesos inflamatorios del cuerpo.
Estas semillas contienen una sustancia llamada ácido linolénico que tiene una acción antiinflamatoria muy buena para el organismo.
Su consumo diario es clave en la prevención y tratamiento de:
La gastritis
La tendinitis
La colitis
La artritis
La osteoartritis

4. Es anticancerígena

En la semilla de linaza se han encontrado 27 compuestos anticancerígenos que podrían ser clave tanto en la prevención como en la terapia contra el cáncer.
Uno de los más destacados, la lignina, tiene un efecto antioxidante que supera el que ejerce la vitamina E.
Gracias a esto, protege frente al daño celular y reduce la presencia de tumores malignos como los que afectan las mamas.

5. Favorece el control hormonal

Muchos nutricionistas coinciden al decir que este alimento es uno de los mejores para las mujeres menopáusicas o con descontroles hormonales, ya que contiene unos fitoestrógenos que equilibran la carga hormonal.
Su consumo aumenta la fertilidad y contribuye a controlar los síntomas físicos que se producen por la disminución en los niveles de estrógenos.7

6. Mejora la digestión

Las fibras de tejido vegetal, solubles e insolubles, son útiles en el tratamiento de problemas digestivos como la acidez, la gastritis y el estreñimiento.
Gracias a su gran capacidad de absorción, disminuye el exceso de ácidos gástricos y previene la formación de úlceras.
También es un lubricante y laxante natural que facilita la expulsión de los desechos sin provocar alteraciones en el pH de la flora intestinal.

7. Aumenta las energías

A pesar de ser bajas en calorías, las semillas de linaza tienen un importante valor energético que podemos aprovechar para mejorar el rendimiento físico y mental.
Su consumo estimula el gasto calórico, a la vez que aumenta las energías durante el entrenamiento y las actividades de exigencia física.

8. Protege la salud cardiovascular

Por sus aportes de ácidos grasos omega 3 y antioxidantes, es un increíble remedio para prevenir la formación de coágulos de sangre y el endurecimiento arterial.
Estas propiedades serán efectivas siempre y cuando su consumo esté apoyado con una buena alimentación y otros hábitos de vida sanos.

9. Previene el envejecimiento prematuro

Las vitaminas con poder antioxidante que contiene este alimento sirven para mitigar el proceso de envejecimiento prematuro que se produce por la acción de los radicales libres.
Entre estas se destacan:

Las vitaminas del complejo B, incluyendo el ácido fólico.
La vitamina C.
La vitamina E.

10. Combate la retención de líquidos

Por su aporte significativo de minerales y fibra, este ingrediente estimula el funcionamiento de los riñones para aumentan la expulsión de los líquidos y el sodio.
Su acción diurética desinflama los tejidos e impide que vuelvan a retener excesos de agua.
Estas propiedades se pueden aprovechar a través de su consumo diario, antes o durante cada comida principal.
Lo idóneo es ingerirlas molidas para facilitar su digestión. Estas se pueden añadir en ensaladas, sopas, batidos y muchas otras recetas.

diarioecologia.com

Facebook Comments