¿Cómo crear una contraseña segura y fácil de recordar?

Hoy en día la confidencialidad de los datos es uno de los objetivos principales de la seguridad en cómputo y uno de los mecanismos para lograrla mediante el uso de contraseñas.

El problema principal de la seguridad radica en el empleo de contraseñaas débiles para la protección de los datos, ya que esto permite que los intrusos realicen distintos ataques contra sistemas tratando de comprometer su seguridad.

¿Por qué debemos establecer una contraseña segura?

En el amplio mundo de Internet existen usuarios maliciosos que utilizan distintas herramientas con el objetivo de descifrar las contraseñas desde un equipo remoto. Este trabajo les resulta más sencillo si el usuario emplea contraseñas débiles. Con contraseñas débiles nos referimos a contraseñas en blanco, que utilizan el nombre o apellido del usuario, alguna palabra que aparezca en un diccionario, el nombre de la mascota o del hijo(a) del usuario, etc.

Para poder conservar la privacidad de nuestros datos debemos establecer una contraseña robusta que nos proteja contra los ataques de estos intrusos.

Teniendo una contraseña fuerte y segura podemos disminuir considerablemente esta clase de riesgos. Por ejemplo, imagina que estás realizando transferencias bancarias por Internet y un usuario malicioso que navega en la red intenta adivinar tu contraseña empleando diferentes herramientas; si tu contraseña fuera débil, ésta podría ser descubierta con facilidad y el intruso podría realizar las transferencias que deseara a otra cuenta sin que te percataras de ello.

¿Cómo crear una contraseña segura y fácil de recordar?

Todas nuestras contraseñas deben de contar con letras mayúsculas y minúsculas, números, signos de puntuación (puntos, comas, paréntesis, etc.), entre otros ya que al ser más diversos los caracteres utilizados, más difícil será para el usuario malicioso descubrirla.

El punto de partida para crear tu contraseña segura es pensar en una frase que se pueda recordar. Piensa en una frase que puedas memorizar sin problemas, de esta frase emplearás la primera letra o cualquier letra de la frase que sea significativa.

A continuación se muestran algunas frases y una posible contraseña generada a partir de las mismas:

Esto no proporciona un grado aceptable de seguridad, por lo que hay que aumentar la complejidad combinando letras mayúsculas, minúsculas y números.

A las contraseñas generadas anteriormente podríamos implementarles algunas modificaciones como cambiar algunas letras minúsculas por mayúsculas y escribir un número en vez de letra o viceversa, por ejemplo, poner una “n” en vez de una “ñ”, cambiar una “e” por un “3” y la letra “L” por un “1”.

¿Qué aspectos importantes debo considerar en la creación y empleo de contraseñas?

No utilices en tu contraseña información personal o que pueda relacionarse contigo. No utilice fechas de cumpleaños, números de teléfono, direcciones, apodos, nombres de familiares, etc. ya que es información relativamente fácil de descubrir.

No utilices palabras (en cualquier idioma) que puedan encontrarse en un diccionario. Los intrusos utilizan distintas herramientas que prueban todas las palabras posibles en diccionarios de varios idiomas tratando de descifrar la contraseña.

No hagas pública tu contraseña bajo ningún concepto. Nunca debes apuntar tu contraseña en un papel, ni en un post-it, ni en un archivo ni en algún medio electrónico.

No utilices la misma contraseña. Debes tener contraseñas distintas en cada sistema. Si no cumples esta regla y alguien descubre tu contraseña en alguno de los sistemas que utilizas, podrá utilizarla múltiples veces en diferentes sistemas.

Nunca realices actividades bancarias en computadoras públicas como lo son los cafés Internet. Una de las actividades comunes de los intrusos al comprometer un equipo de computo es la instalación de programas keylogger que tienen como objetivo registrar todo lo que el usuario escribe desde el teclado para enviarlo posteriormente al intruso, esto incluye por supuesto, las contraseñas.

No reveles tu contraseña a ninguna persona. Un usuario malicioso puede pretender ser otra persona en el teléfono o vía correo electrónico, y utilizar cualquier pretexto falso por el cual necesita tu contraseña.

Cambia de forma periódica tu contraseña. Como una buena práctica de seguridad es recomendable cambiar, al menos una vez al mes, la contraseña en cada uno de los servicios que utilizas.

Y recuerda:

El empleo constante de contraseñas para la protección de nuestra información, debe considerarse en la actualidad como un hábito de nuestro quehacer cotidiano, parte de nuestra cultura, teniendo en cuenta que el contacto con la computadora y las redes de comunicación es inevitable e imprescindible en muchas de las actividades que desempeñamos diariamente, desde conversar con alguien por chat, retirar dinero de un cajero automático, realizar transacciones bancarias o enviar archivos digitales. Estas son innumerables tareas que no pueden realizarse de otro modo, por lo cual se convierte en un factor de gran importancia el uso de contraseñas seguras.

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • Grupo de hackers hacen público nóminas de funcionarios al servicio del gobierno Venezolano
  • ¡Podría desatar una pesadilla a sus clientes! Apple retrasa lanzamiento su iPhone 8
  • ¡Ya no podrás mentir! WhatsApp estudia poner en marcha la geolocalización donde indicará en que lugar estas
  • ¡Reforzando su seguridad! Mastercard para el 2018 añadirá lector de huellas a sus tarjetas
  • ¡Innovación para los más pequeños! Ford lanza el Max Motor Dreams cuna para bebes con vibraciones y audio de autos
  • Crean un dispositivo alimentado por energía solar capaz de generar agua
  • NASA: Puede haber vida en Encélado la luna helada de Saturno
  • Existen una serie de errores que no puedes cometer en las citas on line
  • Translate »