¡Guerra tecnológica! Batalla legal entre el padre del iPod y creador de Android

Una batalla legal por una tecnología del tamaño de apenas un grano de café tiene enfrentados a dos de los hombres más poderosos de Silicon Valley.En una esquina está Tony Fadell, a quien llaman “el padre del iPod” por ser el ingeniero que le vendió al cofundador de Apple Steve Jobs su visión de un reproductor de música portátil.

En la otra se encuentra Andy Rubin, el creador del sistema operativo Android desarrollado por Google.
El primero acusa al segundo de haberle robado secretos comerciales que usó en los teléfonos inteligentes que fabrica.

Este semana  Fadell interpuso una demanda judicial a Essential, la empresa fundada por Rubin, por haber incluido una tecnología que supuestamente le usurpó y que permite conectar los teléfonos a cámaras y otros aparatos sin necesidad de usar WiFi o Bluetooth.
“Essential”, el nuevo teléfono inteligente de Andy Rubin, el padre de Android, que no tiene marca

El ingeniero creador del iPod fundó Keyssa en 2008, una empresa emergente que desarrolla chips para enviar datos a altas velocidades entre teléfonos móviles y otros dispositivos.

Su tecnología, a la que llama Kiss Connectivity, se comercializa como más segura y eficiente que otros sistemas inalámbricos, y menos propensa a deteriorarse con el uso que las conexiones por cable.
Traición comercial

La empresa de Fadell expone en su demanda que discutió y compartió sus ideas sobre la tecnología que desarrolla con Essential durante un periodo de 10 meses.

Essential no compensó a Keyssa por usar su sistema para conectar sus teléfonos a una cámara externa, según la demanda interpuesta por la compañía de Fadell.
Según explica, poco después el fabricante de teléfonos optó por contratar a una compañía rival externa para desarrollar esos chips y conectar sus celulares a una cámara accesoria de 360 grados y a un soporte externo.

Al hacerlo, según la versión de Keyssa, la empresa de Rubin habría arrebatado sus secretos comerciales y quebrado un acuerdo de confidencialidad.

“Keyssa no fue compensada ni en tiempo ni en riesgo ni en costos por el uso por parte de Essential de estos sistemas”, dijo la firma en un comunicado.

“Estamos tomando estas acciones legales porque nuestros intentos de resolver este asunto a través del diálogo con Essential no fueron exitosos”.

Essential, por su parte, había declarado que gastó “decenas de millones de dólares y decenas de miles de horas en trabajos de ingeniería” para conectar sin cables dispositivos a velocidades tan rápidas como el HDMI o el USB.
Fadell y Rubin coincidieron brevemente en Google en el año 2014, cuando ambos trabajaron como altos ejecutivos en el gigante tecnológico.

De acuerdo con declaraciones de Essential a la agencia de noticias Reuters, la empresa está pendiente de recibir todos los documentos legales y, por el momento, prefiere no hacer comentarios respecto a esta polémica.
Este no es el primer problema al que se enfrenta la firma de Rubin, que tuvo que retrasar el lanzamiento de sus teléfonos Essential -de julio a septiembre de este año- sin dar mayores explicaciones.

 

BBC.

Facebook Comments