La hoja de papel capaz de potabilizar el agua

Purificar y potabilizar el agua no es fácil, sobre todo si nos encontramos en países en desarrollo.

Por ello, encontrar métodos fáciles y baratos para conseguirlo es una de las prioridades de muchas de las actuales investigaciones. Durante los últimos años se han podido encontrar varios metodos muy eficientes para potabilizar el agua y conseguir un consumo relativamente seguro. Sin embargo, en muchas ocasiones no ha sido posible llegar al punto de purificación necesario para eliminar todos los pequeños virus que puede contener.
Ahora, gracias al trabajo de Albert Mihranyan y sus colegas de la Universidad de Uppsala (Suecia), publicado recientemente en Materials Horizons, podemos ir un poco más allá en el objetivo de desinfectar el líquido elemento.

Según describen en su investigación, Mihranyan y sus colegas han logrado fabricar una hoja de papel mediante el uso de nanofibras de celulosa súper delgadas (gracias al uso de algas) que ha recibido el nombre de “milhojas”. Este material haría las veces de filtro natural y su obtención y producción es barata, fácil y asequible a nivel mundial.

Convirtiendo agua de mar en potable gracias a la energía solarUn grupo de investigadores del MIT ha ideado un nuevo método para convertir agua de mar en potable a partir de energía solar.
El objetivo principal es filtrar incluso los virus más complicados, tan fácil como si se estuviese preparando café. Ahora mismo en el mundo aún hay 748 millones de personas sin acceso a agua potable y saneamiento básico, por lo que las infecciones transmitidas por el agua siguen siendo un gran problema de mortalidad mundial, sobre todo para los niños de menos de cinco años.

Las peligrosas infecciones transmitidas por el agua

Existen diversos tipos de infecciones transmitidas por el agua, y de todas ellas los virus suelen ser los peores responsables. Además, este tipo de microorganismos son los más complicados de eliminar por su pequeño tamaño respecto a las bacterias, y por ser extremadamente resistentes a los productos de desinfección como el cloro.

¿Hay bacterias en el agua de grifo?

El uso de un filtro para potabilizar el agua como el que propone este trabajo es una opción eficaz, pero actualmente las mejores opciones que se basaban en esta idea costaban demasiado. La celulosa ya se usa actualmente para otras cosas como fabricar bolsas de té, pero sus poros son demasiado grandes para filtrar los virus. Sin embargo, el nuevo sistema de milhojas y sus nanofibras de algas tiene poros tan pequeños que sí podría eliminar a los virus.

Además, los autores creen que este tipo de filtro también podrá usarse en el futuro para crear proteínas terapéuticas y vacunas. Sin embargo, aún queda por saber cuánta vida útil tendría este tipo de filtro antes de obstruirse completamente, y si dicha vida útil, de ser demasiado corta, encarecería todo el proceso de fabricación.

 

nanofibra_celulosa

 

dribook
omicromo.com

Facebook Comments