Gato Briceño “Soberanía y progreso -habló el pueblo”

Dificulto que en algún país que haya manifestado en las calles para criticar, emplazar, reprochar, ordenar a un mal gobierno que corrija alguna decisión o que salga del poder haya habido tantas y tan variadas formas de hacerlo. En este caos llamado Venezuela se ha dicho de mil y una formas a los tiranos que no los queremos ya, que deben renunciar y dejar que nuestra patria retome su soberanía, la cual ha sido pública y vergonzosamente entregada a la dictadura cubana, entre muchas otras desgracias que padece nuestra gente por la mayor corrupción jamás vista en ningún país del mundo. Trancas, paros, marchas, son el pan nuestro desde hace más de 100 días cuando muchos grupos de personas hastiadas de subterfugios burocráticos, conciliadores, lentos , de resultados poco contundentes se conformaron espontánea y protagónicamente en la Resistencia Libertadora, la luz de pasión , el camino sin reversa que nos salvará  del mayor desastre en el que hemos estado sumergido los venezolanos.

Para continuar con esa fuerza indetenible , nuevamente, el pasado 16 de julio, con una excelente y rápida organización hecha por los sectores políticos opositores , los venezolanos, respondimos a través de una Consulta Popular , demostrando nuestro sentido democrático , saliendo cívicamente a manifestar de manera contundente y con gran coraje nuestro deseo de rescatar la independencia de Venezuela, no sólo en toda la geografía nacional sino también, en más de 689 ciudades del planeta a las que miles de familias han tenido que emigrar sorteando la inseguridad, la crisis social, económica y moral en la que el régimen ha sumido nuestra tierra.

Esta manifestación mundial de más de 7.600.000 venezolanos, amantes de la democracia y la libertad, le dijeron que SI rechazamos la pretendida e inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente que quiere imponernos el narcogobierno venezolano. Ni las amenazas, ni el cerco mediático que impuso el gobierno pudieron impedir el contundente el éxito de la Consulta Popular. Aunque la cúpula quiere desmeritar los resultados, la verdad es que, por información que manejamos, la Sala Situacional del Palacio de Miraflores le suministró al alto mando político datos que reflejaban la masiva participación del pueblo a la consulta convocada por la oposición y la baja concurrencia de la militancia chavista al proceso de simulacro electoral. Si las aseveraciones del psiquiatra de la revolución fuesen ciertas, no se habría declarado en Sesión Permanente el Consejo de Defensa. ¿Qué necesidad habría de medidas extraordinarias si el gobierno estima que la Consulta Popular fue un fracaso y que, el pueblo reafirmo su compromiso revolucionario? ¿Cómo un proceso, que según ellos está viciado, es ilegal y no tiene relevancia, puede haber tomado tantas horas de análisis de los encumbrados narcorrevolucionarios?

En la consulta no solo se pronunciaron las grandes ciudades, ni las zonas acomodadas de Venezuela y el exterior, también las zonas más pobres del país y el Municipio Libertador -reservorio del PSUV- acudió sin miedo a los puntos soberanos a expresar su descontento La alarma del narcoregimen fue la gran participación de la zonas del oeste de Caracas y las zonas más pobres de las grandes ciudades de todo el país. Cada evento electoral es único y particular. Cada evento obedece a una realidad que lo hace distinto de todo momento anterior, por eso, por mucho que comparen los resultados del 16 de Julio con elecciones anteriores, la verdad es que la única comparación válida es la de la participación en la Consulta de la oposición frente a Simulacro del partido de gobierno. Esos 2 eventos son los más similares y por tanto, los verdaderamente comparables. Frente a esa realidad no queda duda alguna que la oposición, sin tiempo y sin recursos dio una auténtica vapuleada al aparataje del gobierno que activó su maquinaria electoral, Plan República y recursos del estado tratando de contrarrestar y opacar la consulta popular de la oposición.

La aplastante participación del pueblo fue demoledora, al punto que Nicolás Maduro no se atrevió a salir del Palacio de Miraflores para participar en el simulacro convocado por el CNE, según dicen, por recomendación del SEBIN (policía política venezolana) y de la Dirección de Inteligencia Militar. Ciertamente la situación se tornó complicada en el oeste de la ciudad cuando grupos paramilitares, mejor conocidos como colectivos del régimen, dispararon contra la cola de los ciudadanos que esperaban para manifestar su opinión en la Consulta convocada por la Asamblea Nacional, dejando un saldo de una dama fallecida y 4 heridos. Pero este crimen no quedará impune. Los barrios gritan al unísono que quieren que Maduro se vaya, que se acabe este gobierno de miseria, hambre, inseguridad y corrupción avalado por los miembros del Cartel del Sol, especialmente su capo Diosdado Cabello que es quien da la orden a los colectivos para que actúen al amparo de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional.

De buenas fuentes sé que los más radicales del PSUV tienen acorralado a Nicolás Maduro a quien le acusan de traidor si retira la propuesta constituyente pues inscribieron 6000 candidatos que andan en todo el país y eso ha despertado las bases chavistas. Sin embargo, la presión de las calles y el pronunciamiento de más 17 países para que se suspenda el proceso constituyente, tiene al Alto Mando político de la Revolución cavilando una salida.

En una etapa difícil entra la reconquista de la democracia, Diosdado y sus esbirros han sido señalados por el senador americano Marcos Rubio de criminales de alta peligrosidad comparándolo con Pablo Escobar Gaviria y eso tiene en jaque al líder del Cartel del Sol pudiendo originar una tragedia de grandes magnitudes. En este momento cada actuación debe ser tomada con suma precisión. Diosdado está cada vez más aislado y en el mundo de traidores que milita en el PSUV, veremos como lo dejan solo. La narcocúpula ha estudiado en detalle las cifras de la consulta pero ha hecho absoluto silencio frente a los resultados de su simulacro. Sin embargo, su silencio dice más que sus discursos. El pueblo habló y si Maduro logró aprender algo de política y estrategia en los 18 años de gobierno que tiene, suspenderá la Constituyente ya que de no hacerlo, los resultados se van a revertir de forma irreversible contra él.

La agenda de nosotros los demócratas avanza, los días no pasan en vano, la lucha está activa y más vigente que nunca. Paralelamente a las acciones de calle se seleccionaron y nombraron legítimamente, los 33 Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, para dejar claro que la Constitución existe y está para cumplirla. Seguimos con acciones para renovar los poderes, sigamos ejerciendo presión desde cada uno de nuestros espacios, el mío desde mi particular cárcel del exilio con el arma que más teme el tirano la PLUMA y LA PALABRA.

Jose Gregorio Briceño Torrealba

“El Gato ” Briceño

Twitter: @josegbricenot

Fuente: http://gatobriceno.blogspot.com/2017/07/soberania-y-progreso-hablo-el-pueblo.html

InfoVzlaNet.

Facebook Comments





Translate »