El “juego” de un joven de 13 años terminó de la peor manera

“Cuando miré su teléfono vi que estaba haciendo un Instagram Live”


El adolescente estadounidense Malachi Hemphill, de 13 años, murió tras dispararse accidentalmente con una arma que manipulaba mientras realizaba una retransmisión en vivo para sus amigos en Instagram Live.

Según The Telegraph, el hecho ocurrió en la localidad de Forest Park (Georgia, en Estados Unidos). Malachi fue hallado en el suelo por su madre y su hermana, quienes tiraron abajo la puerta de su habitación tras escuchar un fuerte estruendo.

“Mi hija gritó y dijo: ‘mamá, apagá su teléfono’. Cuando miré su teléfono vi que estaba haciendo un Instagram Live”, cuenta la madre. El chico fue trasladado a un hospital cercano pero falleció poco después.

Varios de los conocidos del chico, que se convirtieron en testigos involuntarios de la tragedia, acudieron de inmediato a la casa. “Había alrededor de 40 o 50 niños afuera. Creo que son los que estaban viendo el directo”, contó la madre, que además dijo que no sabe de dónde sacó el arma.

“Esto es un dolor que nunca se va a ir. Él era mi único hijo. Solo tenía 13. El mero pensamiento de verlo en el suelo, no se me va a ir de la cabeza”, lamentó.

 

Facebook Comments