¿Estrías en tus Uñas? ¡Aquí te decimos como prevenirlas!

Las uñas con estrías son un mal bastante común que deja tus uñas acanaladas, con manchas blancas, descoloridas y quebradizas. Las causas de las uñas con líneas son diversas, ya que pueden ser producto de algunas enfermedades, accidentes o una dieta pobre en nutrientes.
Si bien en un principio puedes pensar que todas las estrías en las uñas son iguales, existen 2 tipos de líneas en las uñas bien diferenciados: horizontales y verticales.
Estrías verticales. Son pequeñas líneas levantadas que se extienden a lo largo de las uñas. Por lo general, las uñas con estrías verticales son producto de un traumatismo o lesión, por una enfermedad como la artritis reumatoide o bien por envejecimiento, debido a que la uña ya no es capaz de retener su humedad natural. También la falta de vitaminas y minerales puede dar lugar a la formación de estrías verticales en las uñas.
Estrías horizontales. Los surcos en las uñas en dirección horizontal se caracterizan por formar depresiones en las uñas con líneas, contrariamente a las uñas estriadas verticales. Son producto de diferentes enfermedades: ataque al corazón, diabetes, infecciones por hongos y problemas de metabolismo. En algunos casos también las lineas en las uñas en forma horizontal pueden ser signo de un tumor que se está desarrollando en la raíz de la uña.
Ahora bien, afortunadamente las enfermedades de las uñas de las manos son curables y pueden ser tratadas con remedios y trucos para las uñas estriadas. ¿Cuáles son?
Trucos para las uñas estriadas
Existe una variedad de cuidados diarios tanto en la alimentación como en la higiene personal, que pueden ayudarte a mejorar la apariencia de las uñas con líneas.
Dieta
Como la falta de nutrientes es una de las causas de los surcos en las uñas, es recomendable que intentes mantener una dieta balanceada, rica en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y minerales. También es aconsejable que incrementes el consumo de ácidos grasos omega 3, obteniéndolos del pescado y los frutos secos principalmente, ya que son grandes antioxidantes capaces de retardar el envejecimiento corporal.
Otro punto a destacar es el consumo de agua, que debe de ser abundante, para compensar la pérdida natural de humedad de la uña debido al envejecimiento.
Higiene
Muchas veces las uñas estriadas son producto de lesiones o roturas en la superficie de las mismas. Para prevenir estos accidentes y que te queden las uñas acanaladas, te recomiendo que siempre que vayas a realizar un trabajo manual, emplees guantes de trabajo. De esta forma evitarás que tus uñas entren en contacto con sustancias tóxicas e irritantes. Esfuérzate en mantener tus uñas siempre cortas y limpias para que sea más difícil el contagio de hongos y bacterias.
También es recomendable que utilices una crema humectante de manos para hidratar las uñas, especialmente después del lavado.
Remedios caseros
Aceite de coco. Sus propiedades antifúngicas y emolientes, forman una barrera sobre la superficie, evitando que se formen surcos en las uñas. Aplica unas gotas de aceite de coco sobre cada uña y masajéalas para ayudar a que queden bien humectadas, por lo menos tres veces al día.
Jugo de limón. Tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas capaces de prevenir el contagio de todo tipo de gérmenes que puedan provocarte enfermedades de uñas. Para ello, mezcla el jugo de un limón con una pequeña cantidad de yodo y aplícalo sobre las uñas tres veces todos los días.
Ajo. Sus componentes antifúngicos son de gran poder y pueden ayudarte a mantener tus manos libres de uñas estriadas. Para obtener sus beneficios, aplasta un diente de ajo fresco y aplícalo directamente sobre las líneas de las uñas a tratar.
Facebook Comments





Translate »