¡Pendiente chicas! Ocho actitudes que debes tener si realmente eres una mujer independiente

Cuando eras adolescente pensabas que la independencia consistía en vivir sola, ir de fiesta en fiesta ilimitadamente, levantarte a cualquier hora y dormir hasta la madrugada. Sin embargo, el tiempo se ha encargado de demostrarte que la independencia va más allá de eso, se trata de responsabilidad, constancia, rectitud, entre muchas otras cosas. Hoy te daremos a conocer las actitudes que hacen de una mujer realmente independiente. ¿Serás una de ellas? ¡Averígualo!

1. TE DIVIERTES CON MODERACIÓN

Sales a divertirte de vez en cuando con tus amigas pero te mides más. Te tomas una que otra copita pero no pierdes el control. Ya no te duermes a las 4 de la mañana porque tus responsabilidades ahora son tu prioridad. Sabes que tus horas de sueño son importantes porque necesitas de ellas para rendir durante el día.

2. PAGAS TUS CUENTAS BANCARIAS

Ya no están papi y mami para cumplirte todos tus caprichos. Ahora eres quien sustenta sus gastos de manera responsable. Ganas dinero, compras lo que necesitas, así es como ahora funcionan las cosas para ti.

Unsplash

3.  ERES UNA MUJER COMPROMETIDA

Tu vida laboral y/o académica, son primordiales. Llegar hasta donde estás implicó esfuerzos y tus objetivos son más que claros. No vas a arruinarlo todo solo por querer dormir cinco minutos más. Eres una mujer responsable con su trabajo, aunque te cueste mucho trabajo dejar a tu cama por las mañanas, lo haces.

4. ADIÓS DRAMAS

Como todas las mujeres, tienes momentos difíciles pero eso no significa que te dejas hundir. Ahora eres alguien que aprende de sus errores en lugar de hacer drama por todo. Sabes que el hecho de lamentarte, no te llevará a ningún lado, por eso es que actúas en lugar de quejarte.

Unsplash

5. ADIÓS A LAS PERSONAS TÓXICAS

Sabes bien quién y cómo las personas te causan daño. Por esa razón, has decidido alejarte de quien no aporta nada positivo a tu vida. A pesar de que tu círculo de amistades se ha reducido, sabes que ellos realmente estarán ahí cuando los necesites. Has aprendido a detectar a quienes están de tu lado solo por sacar algún ‘provecho’ y en caso de que te percates de que alguien está haciendo eso, mejor te alejas.

6. ERES MÁS TOLERANTE

Ahora estás consciente de que no todos somos ni pensamos de la misma manera. Comprendes más en lugar de criticar a las personas. Toleras, respetas, te pones en el lugar del prójimo y evitas atacarlos solo por el hecho de que no piensen o actúen como tú. Ahora has entendido el dicho tan famoso de “cada cabeza es un mundo”.

Unsplash

7. LAS RELACIONES AMOROSAS

No son tu prioridad, estás más consciente que nunca que en la vida, primero que nada, necesitas del amor propio para amar a los demás. Si llega alguien especial, está bien; si no, también. Cuando llega alguien nuevo a tu vida, llevas las cosas con calma en lugar de precipitarte porque te has percatado de que el amor va más allá de los besos y las caricias. Una persona que está junto a ti sentimentalmente, primero que nada, debe aportar bienestar mental, la apariencia física ya no es tu primacía.

8. TE ARREGLAS PARA TI, NO PARA LOS DEMÁS

Adiós al afán de querer agradarle a todo el mundo. Has encontrado tu propio estilo y sabes lo que va mejor contigo independientemente de lo que piensen o digan los demás. ¿Que no vas a la moda? ¿Y qué? Tú te sientes cómoda con lo que llevas puesto. Sabes que el estilo va más allá de las tendencias y tú tienes bien definido el tuyo.

Unsplash

Ahora ya lo sabes, si cumples con todas los puntos anteriores, eres una mujer totalmente independiente, lo cual es aplaudible, ya que demuestras que no necesitas de nadie para dirigir tu vida de la mejor manera y bajo tus propios medios.

 

Soy Carmín.

Facebook Comments