Las papas se pueden cocinar de un montón de formas y siempre quedan riquísimas

La patata sin duda es uno de los tubérculos comestibles más utilizados en el mundo entero.

Originaria de Sudamérica la patata se ha integrado perfectamente a la cultura europea y mundial donde su uso es más que cotidiano.

Es un alimento económico y de alto valor energético que la convierten en una opción atractiva y popular.

Estas recetas de papas seguro les gustaran a toda la familia, no dejes de probarlas!

Sopa crema de papas

 

img_crema_de_papas_luisfy_51600_600

Ingredientes

20 papas chicas
50g de manteca
sal, a gusto
1 taza de crema de leche ( a falta de crema pueden preparan una bechamel dejandola bastante liquida)
1 taza de agua
2 o 3 cucharaditas de caldo de pollo deshidratado o en cubito
3 rfetas de tocineta, cortada en cubitos

Poner a hervir las papas en agua con sal y un poco de manteca. Una vez que estén bien cocidas, quitar la cáscara. Picar cinco papas en cubitos pequeños y reservar.

Licuar las 15 papas restantes con la crema de leche, agua y caldo de pollo en polvo. Si la mezcla está muy espesa, agregar un poco de agua o leche a su gusto.

En una cacerola a fuego medio, derretir la manteca y agregar la panceta picada. Freír bien pero cuidar que no se quemen.
Agregar las papas picadas y, por último, la preparación de la licuadora.

Revolver ligeramente y dejar que hierva. Retirar del fuego y servir. Puede decorar con una ramita de perejil.

Receta de Patatas rellenas de carne picada

 

picada

Ingredientes

5 Patatas
100 Gramos de Carne de Cerdo (o res)
100 Gramos de Carne de Pollo
100 Gramos de Jamón

1 Cebolla
1 Rama de Perejil
1 Pizca de Queso rallado
1 Diente de Ajo

Precalentar el horno durante 15 minutos a 180ºC. Aparte, lava las patatas y le quitamos la piel.

A continuación, corta las patatas horizontalmente vacía cada mitad con una cuchara. Las patatas deben quedar con forma de cuenco, como se ve en la foto. Reserva la pulpa.

Para terminar con la parte de las patatas, pasa las mitades por una sartén con aceite y dóralas ligeramente. Bastará con la sartén a poca temperatura durante 10 minutos.

Para hacer el relleno de carne picada, tritura la carne de cerdo y pollo junto con las verduras. Une esta mezcla con la pulpa de la patata retirada al principio y revuelve todo hasta que se repartan los ingredientes de manera uniforme.

Coloca una porción de relleno dentro de cada una de las patatas y cubre la superficie con el jamón cortado en taquitos. Una vez terminadas y con el horno precalentado, las cocinamos durante unos 30-35 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, añade el queso rallado por encima de cada patata y devuelve las patatas rellenas al horno durante 5 minutos para que terminen de hacerse y gratine el queso.

Disfruta de las exquisitas patatas rellenas de carne picada y sírvelas como plato principal acompañadas de una ensalada césar tradicional o uno exquisitos champiñones a la cerveza.

Receta de Patatas a la brava

 

brava

Ingredientes

½ Kilogramo de Patatas
3 Dientes de Ajo
¼ Litro de Aceite (de oliva virgen)
1 Pizca de Pimienta
100 Gramos de Salsa de tomate

4 Cucharadas soperas de Coñac (Ron)
1 Rama de Perejil
1 Cucharadita de Pimentón picante
1 Pizca de Sal

Para empezar a realizar esta receta de patatas a la brava deberás pelar las patatas y cortarlas en dados medianos irregulares.

Una vez cortadas, pon agua a hervir con un poco de sal y, cuando alcance el punto de ebullición, introdúcelas y cuécelas durante 5-10 minutos. Las patatas deben quedar todavía un poco crudas.

Escúrrelas cuando estén y déjalas enfríar un poco. Mientras tanto, coge una sartén y ponla a calentar a fuego medio con abundante aceite.

Cuando el aceite esté caliente, fríe las patatas hasta que estén doradas y resérvalas en una fuente o el recipiente que quieras con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Coge la misma sartén, retira la mitad del aceite (o más si lo consideras necesario) y fríe en lo que queda el ajo, el perejil y la pimienta de cayena. Si dispones de cayena en polvo añade una pizca, si la tienes entera utiliza solo la punta.

Para seguir con la preparación de la salsa brava, añade la salsa del tomate, el coñac, muévelo todo para que se mezcle y flaméalo.

Por último, incorpora el pimentón y remueve la salsa. Cuando esté lista, retira el papel absorbente de las patatas y vierte el sofrito por encima. Como ves, se trata de una receta de patatas a la brava sencilla y muy buena, con la que sorprenderás a todos tus invitados.

Receta de Patatas rellenas de queso y tocineta

 

img_patatas_rellenas_de_queso_y_bacon_59231_600

 Ingredientes

4 Patatas
250 Gramos de Champiñón
1 Cuña de Queso tipo el de bola
200 Gramos de Bacon
250 Gramos de Queso fresco batido
1 Limón (jugo)

1 Pizca de Sal
1 Pizca de Ajo molido
1 Pizca de Pimienta negra molida
1 Puñado de Perejil picado
1 Pizca de Sal
Aceite (de oliva)

El primer paso para elaborar estas patatas rellenas de queso y bacon es juntar todos los ingredientes que necesitamos para la receta.

Seguidamente, lava bien las patatas y córtalas en rodajas sin llegar al final del todo, para que nos queden medio abiertas y así luego tengamos unas papas rellenas al horno enteras.

A continuación, coloca las patatas en una bandeja de horno y échales un poco de aceite y sal por encima. Esto hará que las patatas al horno queden bien sabrosas. Mételas las papas al horno a unos 220ºC y cocínalas entre 30 y 60 minutos, dependiendo del tamaño que tengan.

Mientras tanto, lava y corta los champiñones en trozos pequeños y sofríelos condimentándolos al final con un poco de sal, ajo molido y perejil picado, ya sea fresco o seco, para darle un toque más de sabor a las papas rellenas de queso y bacon.

Truco: Puedes cortar los champiñones en láminas o trozos grandes, o incluso freírlos enteros. Es cuestión de gustos.

Para continuar con la preparación de las patatas rellenas al horno, haz lo mismo con el bacon. Córtalo en cuadraditos o como más te guste, y fríelo sin necesidad de añadir ni aceite ni sal.

Seguidamente corta el queso en láminas, para así poder rellenar las papas al horno más tarde.

Una vez las patatas estén bien horneadas, coge las láminas de queso y colócalas de una en una en cada una de las rodajas/ranuras que tienen las papas, para así hacer bien las patatas rellenas de queso, y vuélvelas a meter unos 5 minutos más en el horno para que este se derrita. Añade también un poco de pimienta negra molida por encima.

A la vez que se derrite el queso de las patatas rellenas en el horno, haz la crema agria casera con el queso batido, el jugo de limón y un poco de sal, batiéndolo todo junto hasta obtener el sabor y la textura deseada. Esto le dará un toque buenísimo a nuestras patatas rellenas de queso y bacon.

Por último, sirve las patatas rellenas al horno en un plato acompañadas del bacon frito, los champiñones sofritos, la crema agria y un poco de cebollino picado por encima. ¡Verás que ricas están estas patatas rellenas de queso y bacon!

 Pastel de patatas con jamón

 

img_pastel_de_patatas_con_jamon_57991_600

Ingredientes

5 Patatas grandes
20 Gramos de Queso blando
30 Gramos de Queso parmesano
4 Rodajas de Jamón
1 Cucharada sopera de Mantequilla

1 Vaso de Leche
1 Pizca de Nuez moscada
1 Pizca de Sal
1 Pizca de Pimienta negra
120 Gramos de Puerro

Nuestro primer paso para realizar el pastel de patatas es alistar los ingredientes.

Pela las patatas y córtalas en cuadros medianos, llévalas a una olla honda, vierte agua hasta cubrirlas por completo y cocínalas hasta que estén blandas. Retira las patatas del fuego cuando estén listas.

Lleva una sartén a fuego medio, adiciona un poco de aceite y sofríe el puerro troceado.

Mientras sofreímos la cebolla, lleva las patatas calientes y escurridas a un tazón y agrega la nuez moscada, sal, pimienta, leche y mantequilla. Realiza un puré con estos ingredientes.

Adiciona a la sartén el jamón cortado en cuadros pequeños y sofríe durante algunos minutos junto con el puerro. Apaga el fuego.

Mezcla el puré de patatas con el puerro y el jamón. Luego, añade el queso balndo para que se derrita en el puré y se vuelva cremoso.

Lleva a una refractaria el pastel de patatas y precalienta el horno a temperatura media.

Espolvorea el queso parmesano por encima y hornea el pastel de patatas hasta que gratine el queso.

Sirve el pastel de patatas y queso espolvoreando un poco de perejil por encima para decorar. Esta receta se puede servir como acompañamiento de cualquier plato de carne o pescado, como costillas al horno o dorada frita, o como plato principal.

Facebook Comments