La rápida reacción de un niño de tan solo tres años salvó la vida a su padre

Lenny Jones, de tres años, estaba en su casa con su padre, Mark, cuando ocurrió un desastre.

El padre de Lenny tuvo diabetes durante mucho tiempo y por ello toma insulina cada día y así controlar el nivel de azúcar en sangre.

Pero aquel fatídico día fue muy estresante para Mark y se olvidó tanto de comer como de tomar su insulna.

Entonces, de repente, se desmayó en la cocina y quedó inconsciente.
A pesar de lo impactante que fue ver a su padre caer inconsciente en el suelo de la cocina, Lenny, de 3 años, sabía que su papá tenía diabetes y rápidamente supo qué hacer.

Mientras su padre yacía inconsciente en el suelo de su casa de Londres Lenny corrió a la nevera y sacó un yogur.

El pequeño logró abrir la boca de su padre y darle el yogur. Finalmente, Mark recobró la conciencia y fue capaz de de tomar su medicina.

La madre de Lenny, Emma, está orgullosa de la rápida reacción de su hijo.

“Salvó la vida de su padre”, le dijo a Report, UK.

Hoy Mark se siente mejor y está dispuesto a cuidarse mejor para que esto no se repita.

Los padres de Lenny piensan que su hijo vio como Mark tomaba un yogur cada vez que se sentía un poco débil y por eso su hijo fue rápidamente a la nevera.

¡Eres un auténtico héroe Lenny!

padre_colapsa

 

 

 

newsner

Facebook Comments





Noticias relacionadas

  • ¡El Apocalipsis! Teorías y mitos del fin del mundo en el 2017 (Vídeo)
  • ¿Qué nos hace más feliz el Sexo o el Dinero?
  • Cadena de terremotos en el mundo, que es el Anillo de Fuego del Pacifico
  • ¡Karma! Por reírse del auto rojo que se sale de la carretera sufren aparatoso accidente y se hace viral
  • Así está el sol hoy 17 de Septiembre según el Telescopio Espacial SDO de la Nasa (Vídeo)
  • Viral: Trump dejó a todos perplejos al aceptar a niño de 11 años que le había ofrecido sus servicios (Video)
  • En hotel cinco estrellas se convirtió mansión del más grande Narco colombiano Pablo Escobar (Fotos)
  • Ruby el chocolate rosado que promete el sabor perfecto entre lo amargo del negro y la suavidad del blanco